Información Gral

El extraño caso de la mujer que estando embarazada se hizo adicta a comer piedras

Una neoyorquina embarazada de ocho meses comenzó a padecer una enfermedad conocida como “Trastorno de pica”, que hace que ingiera piedras hasta tal punto de convertirse en una adicción.

Domingo 03 de Mayo de 2015

Un particular "antojo" fue el que sufrió Silvia, una neoyorquina de 21 años que en pleno curso de su embarazado, padeció una enfermedad conocida como “Trastorno de pica”, que hace que ingiera piedras hasta tal punto de convertirse en una adicción.
 
En su octavo mes de gestación la mujer comenzó a sentir unas tremendas ganas de ingerir piedras. Al principio comía las más pequeñas que encontraba en su patio, pero luego, a medida que su adicción crecía, no podía pasar por una construcción ya que se le hacía agua la boca tan solo por el hecho de saber que había tantas piedras en un mismo lugar.
 
“Ver esas piedras en el suelo es como cuando uno ve algo que realmente quiere comer. Se me hace agua la boca y mi sistema digestivo me lo pide. Las veo y quiero comérmelas todas,” explicaba la mujer.
 
El comportamiento de Silvia no fue producto de algún tipo de locura, sino que estaba relacionado con su embarazo. La enfermedad que padeció se la conoce como “Trastorno de pica”, que hace que las personas ingieran sustancias que no son nutritivas, ya sea tierra, piedras, papel o sustancias biológicas.
 
Su esposo contó que sintió estar tratando con una adicta a las drogas, ya que por lo general Silvia escondía las piedras y mentía continuamente diciendo que ya no las consumía.
 
Por su parte, el doctor que trató a la mujer se mostró preocupado por su salud y por la del pequeño, teniendo en cuenta que las rocas pudieron haberle obstruido el estómago y haber causado serios problemas en su cuerpo.
 
Fue así que a menos de un mes de dar a luz, la mujer comenzó a sentir fuertes dolores estomacales, por lo que intentó con todas sus fuerzas abandonar su obsesión. Sin embargo, pese a que comía en menor cantidad seguía sin poder dejarlas.
 
Finalmente el bebé nació en perfecto estado, aunque aún no se sabe si la adicción de Silvia continúa.
 

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS