Información Gral

El bar cubano Floridita celebra a Hemingway con un enorme daiquirí

Los barman mezclaron 88 botellas de ron blanco en una copa de 1,95 metro de alto, ayer en el 113º aniversario del nacimiento del famoso escritor que tuvo una estrecha relación con Cuba.  

Domingo 22 de Julio de 2012

Un brindis de 275 litros por el escritor estadounidense más cubano: el conocido bar habanero El Floridita celebró ayer el 113 aniversario del nacimiento de Ernest Hemingway mezclando un daiquirí gigante que aspira a convertirse en récord Guiness como el más grande del mundo.

   Se emplearon 88 botellas de ron para la preparación del tradicional cóctel cubano elaborado de ron blanco, hielo batido y lima, y mezclado durante poco más de media hora por unos 20 barman en la barra de El Floridita. La celebración coincide con el 195 aniversario de la fundación del bar.

   Los 275 litros vertidos en la copa de 1,95 metro de alto se tradujeron después en 1.466 daiquirís de tamaño habitual repartidos entre invitados y curiosos que se reunieron delante del céntrico bar habanero.

   El imán turístico en La Habana Vieja, considerado la “cuna del daiquirí”, es famoso por las asiduas visitas de Hemingway, que lo convirtió en uno de sus locales favoritos en la isla. El escritor, amante del mar y la vida bohemia, tuvo una estrecha relación con Cuba, en la que pasó 20 años de su vida.

   Su novela “El viejo y el mar” está inspirada en las excursiones de pesca que solía hacer a la localidad de Cojímar, en las afueras de La Habana. Hemingway trabó también amistad con el histórico líder cubano Fidel Castro.

   El Floridita fue el bar que el escritor y periodista estadounidense más frecuentó durante dos décadas en la isla. En el bar habanero hizo también famosa su predilección por el daiquirí, que pedía tradicionalmente doble y sin azúcar.

   El local rindió ayer tributo al premio Nobel de literatura de 1954 con una escultura de bronce del escritor de tamaño natural acodada en una esquina del bar. El Floridita cuenta entre sus visitantes más conocidos a intelectuales como Jean-Paul Sartre y Simone de Beauvoir, actores como Jack Nicholson y Jean-Paul Belmondo o las modelos Naomi Campbell y Kate Moss.

   “La idea era hacer coincidir el 195 aniversario de El Floridita con el aniversario 113 del nacimiento de Hemingway, que tanto representa para esta instalación”, explicó el gerente del local, Andrés Aencibia, que preparó durante un año el evento.

   “No había antecedentes de un daiquirí de este tamaño”, aseguró. Los organizadores presentarán la elaboración del cóctel gigante para su inscripción en los récords Guiness.

   El Floridita es uno de los principales atractivos turísticos de la capital cubana. Además de la “cuna del daiquirí”, en La Habana Vieja está también la emblemática Bodeguita del Medio, conocida por el mojito, el otro cóctel cubano de fama mundial. Hemingway dejó su firma estampada en una pared de la Bodeguita recordando ambos bares.

   El nombre del daiquirí proviene de una playa cerca de Santiago de Cuba y de una mina de hierro en la zona. El cóctel fue inventado por un ingeniero norteamericano que trabajaba en esa mina, Jennings Cox, quien dio forma a la bebida cuando se le acabó la ginebra y tuvo que entretener a unos invitados de su país. (DPA)

 

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario