Información Gral

Denuncian "acoso textual" de empresas mediante SMS

Los mensajes de texto a  través de los cuales las empresas de telefonía móvil invitan a  participar de sorteos y concursos convierte a los clientes que  quieren eludir el 'acoso textual' en verdaderos cautivos de esa  práctica comercial, denuncian usuarios de celulares.

Sábado 22 de Marzo de 2008

Buenos Aires-  Los mensajes de texto a  través de los cuales las empresas de telefonía móvil invitan a  participar de sorteos y concursos convierte a los clientes que  quieren eludir el 'acoso textual' en verdaderos cautivos de esa  práctica comercial, denuncian usuarios de celulares.

E fenómeno es una consecuencia más de las nuevas formas de  contratación que dejan a los clientes de estos servicios sin la  posibilidad de negociar los términos y los hace suscriptores de  las reglas de juego impuestas por las empresas, explicó un vocero  de la Liga de Acción del Consumidor (Adelco).

“Tengo mi celular sólo para recibir llamados especialmente de  mi madre, que está enferma, y que por seguridad quiero que tenga  la facilidad de comunicarse conmigo en forma directa, pero no dejo  de recibir, a toda hora, mensajitos de la empresa que me vendió la  línea. ¿Por qué?”, se pregunta Rodolfo López, uno de los usuarios  damnificados.

Otro caso que no deja de sorprender es el de Natalia: “Ante el  permanente acoso de mensajes de texto respondí una sola vez:  'Basta no manden más mensajes' y como respuesta llegó la frase:  Hola Basta! seguí participando, tenés 10 minutos para escribir  palabras que empiecen con A”.

A partir de ese momento, cada día Natalia asegura que recibe  13 invitaciones para seguir jugando en un concurso en el que nunca  se inscribió. Desde Adelco, informaron que la ley 24.240 de  Defensa del Consumidor, que establece cuáles son los derechos de  quien contrata la prestación, pone límites a las empresas en  materia contractual.

Pero, “lamentablemente depende del consumidor hacer valer esos  derechos y el trámite no deja de ser engorroso”, informó un vocero  de la entidad.

La mayor parte de los usuarios de celulares consultados por  Télam dijo que hace dos meses se incrementó significativamente el  llamado 'acoso textual' por mensajitos. Los intentos por terminar  con la pesadilla hasta el momento fueron infructuosos, lamentan.

“Es como cuando querés que te den de baja una tarjeta  bancaria. Es casi imposible. Buscás que la empresa, a la que sólo  creíste haberle comprado una línea telefónica, te saque del  sistema, pero no lo lográs”, dijo Luis, un estudiante de  informática, mientras atendía el décimo tercer mensajito del día.

“¿Estás pensando en comprar chocolate estas Pascuas?”, reza el  texto en el visor de su celular, y mientras lo lee esboza una  sonrisa y añade: “¿Vés? Yo no compré este servicio. Yo quiero  elegir con quién me comunico. ¿Será mucho pedir?. Esto es  abusivo”.

Según la asociación que defiende a los consumidores, el  artículo 4º de la ley presenta sus zonas difusas, porque sólo  obliga a las compañías a informar veraz, detallada y  eficientemente los términos “sustanciales” del contrato arribado  con el cliente.

“Y según los principios del derecho, esos términos  sustanciales se limitan al precio, a la prestación efectiva del  servicio, a la facturación y a los plazos del contrato”, explicó  el vocero de la entidad.

Indistintamente se trate de un “término sustancial” o no, el  trámite “lleva su tiempo” pero también es un camino válido que el  consumidor puede tomar, si quiere reclamar, añadió.

“Y lo debe iniciar presentando una nota, o enviando una carta  certificada o carta documento a la casa matriz de la empresa de  telefonía móvil. Si no hubiera respuesta, debe dirigirse a la  Comisión Nacional de Comunicaciones”, precisó el portavoz.

El organismo dispondrá una sanción a la empresa, si considera  que ha violado la norma, pero no hay garantía de que la compañía  abandone esa práctica, informaron desde Adelco.

El reclamo puede canalizarse “en forma colectiva y es el  Defensor del Pueblo quien tiene la legitimación para actuar como  abogado de ese grupo de personas, según lo establece el artículo  43 de la Ley de Defensa del consumidor”, detalló el portavoz.

Por su parte, Juan Antonio Travieso, director de Protección de  Datos Personales, dijo a Télam que “el usuario puede pedir el  retiro o bloqueo de esa operatoria, pero en principio la empresa  tiene esa atribución si está contemplada en los términos del  contrato suscripto por el cliente”.

No obstante, según el titular de esa dirección que depende del  Ministerio de Justicia y Seguridad de la Nación, “el usuario puede  pedir el retiro o bloqueo de esa operatoria, pero en principio la  empresa no estaría incurriendo en falta si el objeto de esa  explotación tiene que ver con el servicio que brinda”.

Travieso señaló que “ante la falta de respuesta al pedido de  bloqueo de los mensajes de texto, el cliente puede dirigir el  reclamo por mail a infodnpdp@jus.gov.ar o reclamar por nota o  personalmente en Sarmiento 1118 (entre Cerrito y Libertad)  piso  5º (C.P. 1041) o llamar al 4383-8510 interno: 107-124-128.  (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario