Información Gral

Declaró el policía acusado de la masacre en un boliche

San Luis. Walter Talquenca, de 40 años, está imputado de matar a dos personas y de herir a 17 el sábado a la madrugada, en la localidad de Naschel.  

Martes 18 de Marzo de 2014

El policía mendocino Walter Talquenca, de 40 años, acusado de haber matado a dos personas y herido a otras 17 el sábado a la madrugada cuando disparó de manera indiscriminada en el interior de un boliche de la localidad puntana de Naschel, dijo ayer que no recuerda nada de lo que sucedió esa noche.

Tras ser trasladado hasta los juzgados de la localidad de Concarán, el policía le señaló a la jueza Patricia Besso que de ese día lo único que se acuerda es que estuvo con su mujer y sus hijos en un club de Naschel, y que tras dejar a los chicos en su casa, con su esposa fueron a un pub y posteriormente al boliche "Natacha", donde se produjo la tragedia.

"El hombre explicó que sólo recuerda que en un momento la policía lo llevaba detenido", según fuentes judiciales.

Ahora su defensa pidió una prórroga de ocho días para la nueva declaración indagatoria, al tiempo que será sometido a pericias psiquiátricas y psicológicas, mientras continúe detenido.

Por su parte, la madre de una de las personas heridas durante la balacera que protagonizó el policía en el boliche "Natacha", Florencia, de 18 años, dijo que su hija quedó paralítica.

"Mi hija no podrá volver a caminar", confió María Cristina Silvera, la mamá de la chica, quien cuando Talquenca comenzó a disparar estaba en el boliche y recibió heridas en el abdomen y en la zona lumbar, donde una bala le destrozó la médula.

La joven permanece internada en el Policlínico Regional, y si bien los médicos le confirmaron a la madre las consecuencias de las heridas, la chica aún desconoce su estado.

El ministro de Salud puntano, Gastón Hissa, junto al director médico del Complejo Sanitario San Luis, Sergio Allende, dieron a conocer ayer un nuevo parte médico sobre el estado de salud de los heridos, que pasaron a ser seis, ya que anoche fue dado de alta Gabriel Garro, otro de los baleados.

Las fuentes adelantaron que en las próximas horas se dará de alta al oficial Daniel Pérez, oriundo de la localidad de Villa Larca, que tiene una herida de bala en el hemitórax izquierdo, y que sigue internado en Villa Mercedes.

Según los funcionarios médicos, siguen en terapia intensiva Pascual Orozco, de 46 años, oriundo de Naschel, quien "fue intervenido quirúrgicamente por múltiples lesiones de vísceras abdominales, y se encuentra con coma inducido, respiración mecánica asistida, en estado crítico y con pronóstico reservado". También continúa grave y en terapia Mariela Fernández, de 18 años, oriunda de Tilisarao, que tiene "herida de bala en el abdomen, con múltiples lesiones intestinales, y se encuentra en estado crítico y con pronóstico reservado", añadieron.

Los otros heridos. En tanto, "en la Sala de Internados, están Gimena Ledero, de 20 años, oriunda de La Toma, con herida de bala en el maxilar inferior y en una mano, quien está estable con tratamiento, y Florencia Silvera, de 18 años, oriunda de La Toma, con herida de bala en el abdomen y zona lumbar, con posible lesión medular, y se encuentra estable", detalla el parte médico. También siguen internados Héctor Garraza, de 26 años, oriundo de La Toma, que tiene herida de bala en el tórax, y está estable; Daniel Pérez, oriundo de Villa Larca, con herida de bala en el hemitórax izquierdo, a quien dentro de pocas horas le darán el alta.

El sábado a la madrugada Talquenca, en aparente estado de ebriedad, disparó de manera indiscriminada contra los asistentes en el boliche de Naschel, mató a dos personas, y produjo heridas a otras 17, dos de ellas de gravedad. Las víctimas fatales fueron el comisario Julio Marcelo Barrios, de 41 años, quien recibió un disparo en la cara, y Fernando Brizuela, de 37, un camionero bonaerense que estaba en el lugar de paso con otros compañeros.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario