Información Gral

Cuatro años de Francisco: una reforma de la Iglesia que no tiene vuelta atrás

Mañana se cumple otro aniversario de su elección como Papa. Sus marcas indelebles son la compasión y la misericordia

Domingo 12 de Marzo de 2017

Los cuatro años del Papa Francisco como jefe de la Iglesia sirvieron para borrarle a la institución pesadas arrugas seculares que la encerraban en sí misma en reemplazo de un rostro más transparente, y para ubicarla en el sendero reformista que iniciaron Juan XXIII y los 3.000 sacerdotes del Concilio Vaticano II.

La marcha que imprimió en tan poco tiempo parece no tener reversa.

El Pontífice argentino cumplirá mañana cuatro años como líder de los católicos del mundo y su sello contiene una marca indeleble: antes de él, lo más importante era una lista de reglas, prohibiciones y castigos, una religión de obligaciones mecánicas.

Hoy el criterio es la compasión y la misericordia; un poner en primer lugar aquello de "tuve hambre y me diste de comer". Su prédica en favor de los desposeídos o "descartados" sociales, como los llama, identifica a su mandato.

El balance de los cuatro años lo eleva entre los líderes mundiales más allá de que algunos intenten criticarle que no ha generado cambios importantes como los que se refieren al matrimonio entre homosexuales, el celibato de los sacerdotes y el ministerio sacerdotal de las mujeres.

Otro tema que ha introducido sabiamente ha sido la ecología. Antes del Papa Francisco la ecología había sido atendida como un tema científico. Él sacudió la conciencia de la humanidad y de los católicos afirmando que es un problema moral y atentar contra ella es un grave pecado porque destruye "el hogar" de la familia humana.

Su reforma de la mentalidad católica, que probablemente demande un tiempo para que la asimilen todos los bautizados, es lo más notable de su intensa jefatura en la sede de Roma.

El director de la revista más antigua de Italia y asiduo acompañante del Papa en sus viajes, el jesuita italiano Antonio Spadaro, aseguró que "Francisco no es más Bergoglio, pero sus raíces argentinas son fundamentales: habla claro, directo a la gente y no necesita intérpretes" para divulgar sus mensajes.

Spadaro, director de "La Civilta Cattolica", lanzada en 1850, explicó que para el Papa "las tensiones nunca han sido un problema" porque entiende que "si el mundo está vivo, es un lugar de tensiones, incluso fuertes. Pero no es un problema: el problema es cómo se viven estas tensiones".

Consultado por qué molesta Francisco dentro de la iglesia y la razón por la que le han aparecido enemigos, contestó que "por su visión de la cosa eclesial" que muchos la perciben como "desestabilizante" y por "el hecho de que toca intereses calientes como ninguno en el mundo lo hace".

En cuatro años de Pontificado, Francisco se convirtió en un "Papa digital" con presencia múltiple en las redes mostrando que también sabe leer los desafíos de su tiempo en el mundo de las comunicaciones.

En Twitter la cuenta @pontifex publica ya en nueve idiomas (español, inglés, alemán, francés, italiano, árabe, polaco, latín y portugués) y suma más de 31 millones de seguidores.

En YouTube el Papa desarrolla una serie mensual de videos, en Instagram también abrió una cuenta y para los teléfonos móviles se encargó de lanzar una aplicación denominada "Click to Pray".

Argentinidad

Desde que fue elegido Papa el 13 de marzo de 2013 y en la variedad de acciones que emprendió, Francisco trasladó a una dimensión internacional programas y conceptos que llevan la marca registrada de su época como cardenal arzobispo de Buenos Aires, en especial su énfasis en el diálogo interreligioso y las críticas a la "cultura del descarte".

"Ustedes son nuestros hermanos y hermanas mayores en la fe", dijo en enero de 2016 Francisco a miembros de la comunidad judía al visitar la Sinagoga de Roma, palabras similares a las pronunciadas en septiembre de 2004 en la Sinagoga de la calle Vidal, en Belgrano: "Hagamos silencio en nuestro corazón y respondamos por nuestro hermano".

"Sería más fácil si nos viéramos unos a otros como hermanos y hermanas viajando por el mismo camino", les dijo luego a los musulmanes en Turquía, durante su visita a finales de 2014, lo que evocó sus dichos de mayo de 2004, cuando aseguró en el Centro Islámico de Buenos Aires: "Vine como hermano a estrechar vínculos. Tenemos que cuidar esa herencia que tenemos, que es el hábito de Dios en nuestras vidas".

Además de esas coincidencias, Francisco dejó claro cuánto pesó su raíz porteña en el eje de su Magisterio.

"En Argentina todos somos emigrantes. Por eso allí el diálogo interreligioso es la norma. En la escuela había judíos llegados en su mayoría de Rusia y musulmanes sirios y libaneses, turcos o con el pasaporte del Imperio Otomano", aseguró a finales de febrero a la revista de los sin techo de Milán, "Scarp de tennis".

Trump le envió felicitaciones

El secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, envió ayer un mensaje de felicitación al Papa Francisco con motivo del cuarto aniversario de su elección como líder de la Iglesia católica. Además de congratular al Sumo Pontífice en nombre del presidente Donald Trump y del pueblo norteamericano, Tillerson expresó que Washington y la Santa Sede trabajaron durante décadas para enfrentar desafíos globales como la trata de personas, la inseguridad alimentaria y las epidemias. "Juntos hemos construido asociaciones vitales", agregó el jefe de la diplomacia norteamericana. Francisco, cabe destacar, lanzó comentarios considerados como críticas a las políticas de inmigración de Trump. En febrero, por ejemplo, hizo un llamado a que las personas construyan puentes de entendimientos en lugar de muros.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS