Información Gral

Condenan a un violador serial en Reino Unido a 33 cadenas perpetuas

Un hombre fue condenado a 33 cadenas perpetuas en el Reino Unido por una serie de delitos sexuales cometidos entre abril y mayo de este año.

Miércoles 11 de Diciembre de 2019

Un hombre fue condenado a 33 cadenas perpetuas en el Reino Unido por una serie de delitos sexuales cometidos entre abril y mayo de este año. El caso ha causado una tremenda conmoción en el país, ya que Joseph McCann fue puesto en libertad "por error" en febrero, cuando se encontraba preso por robo. El criminal cometió en pocos meses una escandalosa serie de delitos sexuales contra mujeres de todas las edades, desde los 11 años a los 71.

El sujeto, de 34 años, fue considerado culpable de 37 delitos, entre ellos el de secuestro y violación. En total fueron once sus víctimas, con edades comprendidas entre los 11 y los 71 años. El juez Andrew Edis afirmó que el condenado que un "cobarde, un matón violento y un pedófilo que nunca ha expresado una palabra de arrepentimiento o se ha preocupado por sus víctimas". Además, recalcó que es alguien "completamente obsesionado consigo mismo y cree que tiene derecho a utilizar a otras personas de la forma que desee". La suya "fue una campaña de violación, violencia y secuestro de un tipo que no había visto ni oído nunca antes", dijo al momento de dictar sentencia el juez del caso. En su sentencia, agregó, dirigiéndose al criminal: "Eres un psicópata clásico y no creo que dejes de ser peligroso". McCann pasará al menos los próximos 30 años de su vida en prisión, momento en el que se podría considerar su liberación. En el Reino Unido, como en general en Europa, no existe la cadena perpetua efectiva. Cientos de años de condenas acumuladas se resumen así en muchos años de prisión, pero nunca en prisión de por vida.

El jefe del servicio de libertad condicional del Reino Unido se ha disculpado por los "errores cometidos" en el "caso McCann", después de que se descubriera que el delincuente fue liberado por error.

Las agresiones de McCann comenzaron el 21 de abril, cuando secuestró a una mujer de 21 años a punta de cuchillo en Watford. Cuatro días después, secuestró a dos mujeres más en el norte de Londres y las violó en repetidas ocasiones. La pareja, sin embargo, logró escapar luego de que una de ellas golpeara a McCann en la cabeza con una botella de vodka en un cuarto del hotel de Watford que este había reservado. El violador en serie escapó entonces a la zona de Manchester, donde en la madrugada del 5 de mayo convenció a una mujer que conoció en un bar que lo invitara a su casa. Una vez ahí McCann amarró a la mujer a la cama y trató de abusar de su hijo de 11 años y su hija de 17. De algún modo, la adolescente logró alertar a la policía, luego de escapar saltando desnuda por la ventana. Pero el criminal logró caer detenido.

Posteriormente, McCann violó a una mujer de 71 años tras atacarla cuando entraba a su auto. Su última víctima fue una niña de 13 años, a quien también forzó sexualmente antes de que lograra escapar y avisar a la Policía. Tras chocar su auto mientras trataba de escapar de la policía, un helicóptero lo encontró escondido en un árbol del que finalmente bajó el 6 de mayo para ser arrestado.

Durante el juicio McCann fue descripto por la fiscalía como "un hombre peligroso que no ha mostrado remordimiento por sus crueles y enfermizas acciones".

Y el violador en serie se rehusó a asistir a la audiencia en la que se emitió su sentencia alegando tener "problemas de espalda". Las 33 sentencias a cadena perpetua se cumplirán de forma concurrente, aunque el juez Edis dijo que McCann tendrá que pasar en la cárcel un mínimo de 30 años.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario