Información Gral

Con un mensaje de texto avisaron a los familiares de la muerte de los pasajeros

Malaysia Airlines envió un SMS que decía: "Más allá de toda duda razonable, el MH370 se perdió y ninguno de  los que estaban a bordo ha sobrevivido”. Llanto desconsolado de los familiares

Lunes 24 de Marzo de 2014

La compañía aérea Malaysia Airlines informó a través de mensaje de texto a los familiares de los pasajeros del vuelo MH370, desaparecido desde el  8 de marzo, que todas las personas que viajaban a bordo “están  muertas”.

Según informó la cadena británica BBC, el mensaje indica que  “más allá de toda duda razonable, el MH370 se perdió y ninguno de  los que estaban a bordo ha sobrevivido”.

“Como escucharán decir en las próximas horas al primer  ministro de Malasia, todos debemos ahora aceptar que todas las  pruebas sugieren que el avión se cayó en la zona sur del océano  Indico”, afirmó la compañía aérea, poco antes de que el premier  malayo, Najib Razak, hiciera pública la noticia.
 
Llanto. Los familiares lloraban inconsolables. Hombres y mujeres casi se desmayaban mientras eran sostenidos por sus seres queridos, abrumados tras 17 días de espera para conocer la suerte de los pasajeros y tripulantes del avión desaparecido de Malaysia Airlines.
 
Los familiares de los pasajeros fueron convocados a un hotel en Beijing cerca del aeropuerto para escuchar la noticia, y unos 50 acudieron a la cita. Al concluir la conferencia abandonaron el lugar en medio de evidentes muestras de dolor y pesar.
 
Una mujer se desplomó de rodillas mientras gritaba “íMi hijo, mi hijo!”.
 
Varios equipos médicos llegaron al Hotel Lido con camillas y un anciano fue sacado del salón de conferencias en una de ellas, con la cara cubierta por una chaqueta. Minutos después, una mujer de mediana edad fue sacada en otra camilla, con el rostro de color ceniza y los ojos en blanco, perdidos en la distancia.
 
Casi todos los familiares se negaron a formular declaraciones a los reporteros congregados en el lugar, y algunos de ellos respondieron llenos de ira, pidiendo a los periodistas que no filmaran lo que estaba ocurriendo. Los guardas de seguridad tuvieron que sujetar a un hombre con el pelo corto que comenzó a dar patadas a un camarógrafo de la televisión y que gritaba “íNo filme. Lo mataré a golpes!”.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario