Información Gral

Caso Candela: el último acusado deberá seguir en la cárcel hasta el juicio

El juez de Garantías de Morón Alfredo Meade dictó esta tarde la prisión preventiva para Leonardo Jara, por considerarlo partícipe necesario del delito de homicidio calificado por el concurso premeditado de dos o más personas. El crimen de Candela Sol Rodríguez ocurrió en agosto  pasado, en Hurlingham.  

Miércoles 23 de Noviembre de 2011

Leonardo Jara, detenido por el crimen de Candela Rodríguez y sindicado como quien se acercó a la niña para atraerla y obtener de ella información sobre la familia, deberá seguir en prisión hasta que llegue el juicio oral.

El juez de Garantías de Morón Alfredo Meade dictó esta tarde la prisión preventiva para Leo Jara, por considerarlo “partícipe necesario” del delito de “homicidio calificado por el concurso premeditado de dos o más personas”. Se trata de la misma figura legal que pesa sobre el resto de los detenidos, salvo en el caso de Héctor Bermúdez, señalado como el autor material del crimen.

El dato no es menor porque hasta ahora el fiscal Marcelo Tavolaro no le imputó a nadie el abuso sexual que habría sufrido la niña de 11 años durante su cautiverio. El juez Meade avaló la hipótesis del fiscal, que consideró que Jara pudo haber sido el “anzuelo” para que la niña fuera voluntariamente con sus captores, indicaron las fuentes judiciales.

Jara, de 31 años, fue mencionado como quien se habría acercado a la niña dos meses antes del crimen para atraerla y así obtener información sobre el dinero que poseía la familia Rodríguez. Sin embargo, en su indagatoria Jara negó ante la fiscalía conocer a la niña o a su familia.

Candela Rodríguez, de 11 años, desapareció el 22 de agosto pasado de la esquina de su casa, en la localidad bonaerense de Villa Tessei, partido de Hurlingham. Según la Justicia no fue secuestrada sino que se fue en forma voluntaria con sus captores, probablemente bajo alguna promesa que tenía relación con su padre, detenido desde hace un año y medio por piratería del asfalto.

El cadáver de la niña fue hallado en la tarde del 31 de agosto dentro de una bolsa negra y los investigadores creen fue asesinada unas 36 horas antes. De acuerdo a las pericias forenses, la niña tenía lesiones compatibles con abuso sexual y fue asesinada cuando le taparon la boca y la nariz sin dejarla respirar.

En la causa están procesados Héctor Bermúdez como autor material del delito de homicidio agravado, y Néstor Altamirano y Gladys Cabrera, señalados como dueños de las viviendas donde la niña habría estado cautiva. También tienen prisión preventiva otras tres personas con antecedentes policiales, sospechadas de haber prestado logística: Alberto Espínola, Fabián Gómez y Guillermo López, que estarían vinculados a Jara. La Justicia también mantiene preso a Hugo “Topo” Moreyra, señalado como el organizador del homicidio, cometido en venganza contra el padre de la víctima. (DYN)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario