Información Gral

Cada tres días muere una mujer en Argentina por violencia de género

Una mujer muere cada  tres días en la Argentina debido a la violencia de género, en su  mayoría intrafamiliar, reveló un informe de las Naciones Unidas al  conmemorarse el próximo 25 de noviembre el Día Internacional de la  No Violencia contra la Mujer.

Sábado 22 de Noviembre de 2008

Buenos Aires- Una mujer muere cada  tres días en la Argentina debido a la violencia de género, en su  mayoría intrafamiliar, reveló un informe de las Naciones Unidas al  conmemorarse el próximo martes el Día Internacional de la  No Violencia contra la Mujer.

Ese día se lanzará una campaña de denuncia contra este  flagelo, que busca concientizar a las autoridades y a la sociedad,  sobre la violencia contra las mujeres, una realidad que sigue  atravesando la vida cotidiana con formas dramáticas.

La campaña, organizada por el Fondo de las Naciones Unidas  para la Mujer (Unifem) y el Fondo de Población de Naciones Unidas,  (Unfpa), se extenderá hasta el 10 de diciembre, fecha en que se  cumple el 60 aniversario de la Declaración Universal de los  Derechos Humanos.

En este sentido, la titular de la Fundación para el Estudio e  Investigación de la Mujer (Feim), Mabel Bianco, explicó a Télam  que “esta es una campaña que se hace desde hace muchos años en  todo el mundo y se denomina 'la campaña de los 16 días de  activismo'”.

Dijo que la campaña “culmina el Día Internacional de los  Derechos Humanos (DDHH) porque recién en 1993, en la Conferencia  Internacional de los DDHH de Viena los países reconocieron que la  violencia contra la mujer era un problema de violación a los  derechos humanos”.

Se tardaron 45 años en reconocerlo y fue “gracias a la campaña  que se realizó en todo el mundo con 2 millones de firmas, las que  se presentaron en aquella conferencia de Viena”, dijo tras señalar  que “fue un trabajo muy fuerte que llevó mucho tiempo”.

Mientras tanto, “entre aquello que se obtuvo y cómo se siguió  es el otro gran problema”, manifestó la especialista tras destacar  que hay “deudas impresionantes” frente a esta problemática.

El informe de Naciones Unidas indica que “en Argentina  murieron en los primeros 10 meses del año, 110 mujeres, en la  mayoría de los casos víctimas de violencia intrafamiliar”, y  señala que los abusos contra las mujeres no se pueden relegar a la  esfera de la vida privada.

“Los gobiernos tienen la responsabilidad indelegable de  sancionar y erradicar todas las formas de discriminación y  violencia contra las mujeres, rendir cuentas a la sociedad y  respetar compromisos contraídos en tratados y pactos  internacionales de la ONU”, sostiene la organización  internacional.

En la Argentina “no” existen registros unificados y  centralizados sobre casos de violencia hacia las mujeres pero  distintos organismos dan cuenta de que el número de denuncias  “crece año a año”.

En los primeros diez meses del 2008, se recibieron un total de  52.351 denuncias, lo que significa un incremento del 266% en  relación a las denuncias de 2006, cuando hubo 19.644, según  información suministrada por el Ministerio de Justicia, Seguridad  y Derechos Humanos.

En 8 de cada 10 casos, el denunciado fue un varón y las  víctimas fueron mujeres adultas, en un 74%, niñas en un 3% y  niños, en un 2%.

Bianco sostuvo que “en la Argentina no hay todavía un registro  unificado de los casos de violencia que sufren las mujeres”.

Precisó que “hay registros provinciales, hay datos aislados  pero no hay un registro general”, y dio un dato que revela aún más  la dimensión de esta problemática: “sólo una de cada 10 mujeres  que sufre la violencia llega a hacer la denuncia, son datos  estimados pero esto significa que hay gran cantidad de mujeres  víctimas a las que no tenemos registradas”.

La titular de la Feim destacó que la Argentina tiene la  Convención Internacional para Prevenir, Sancionar y Erradicar la  Violencia contra la Mujer de Belen do Para, una convención  especial de la región de principios de esta década, que establece  lo que los países tienen que hacer y “en eso estamos atrasados”.

En este marco, dijo que “otra cosa importante para señalar es  que la convención plantea favorecer el acceso de las mujeres a la  justicia y facilitar las denuncias, que se tome la simple denuncia  y se actúe rápidamente; eso nos falta”.

Otro de los temas es que “los casos de violencia contra la  mujer nunca deben ir a mediación, porque allí el victimario la  vuelve a victimizar; no hay mediación posible, hay que hacer el  juicio y mientras tanto proteger a la mujer”, enfatizó Bianco.

También señaló que “otra deuda es que no tenemos casas  transitorias para la mujer, para que estén hasta que encuentren  una solución, porque en los casos de violencia se tienen que ir de  la casa”. (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario