Información Gral

Aumentan los casos de coronavirus y ya son 4.515 en China

Fuera del país asiático hay otros 15 pacientes reportados, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Las muertes suman 106.

Miércoles 29 de Enero de 2020

Los casos confirmados de coronavirus aumentaron un 60 por ciento en 24 horas en China y ya ascienden a 4.515 en ese país, a la vez que se confirmaron nuevos casos en Japón, Francia y Alemania de este germen por el cual aún se desconoce cómo se contagia.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aseguró ayer que el nivel de riesgo se considera "muy alto" en China y "alto" a nivel regional e internacional, y precisó que fuera de China hay 45 casos en 13 países afectados por este virus, que ya causó 106 muertes.

"Es definitivamente una emergencia. Es una emergencia en China. Por ahora son casos de viajeros chinos a países extranjeros ya sea porque viven allí o porque están visitando. No se está extendiendo ampliamente fuera de China, pero, una vez más, tenemos que estar preocupados en caso de que ocurra", aseguró el vocero de la OMS, Christian Luidmeier.

Si bien la comprensión actual de la enfermedad sigue siendo limitada, la mayoría de los casos informados hasta la fecha han sido más leves, y alrededor del 20 por ciento de los infectados son los que experimentan una enfermedad grave.

La OMS supervisa continuamente los acontecimientos y puede volver a convocar al Comité de Emergencia Internacional en muy poco tiempo, según sea necesario, explicaron.

Según la Organización, monitorear de cerca a las personas y ponerlas en cuarentena en algunas situaciones podría ayudar a limitar la propagación del virus.

La tasa de mortalidad aún es baja, pero debe tenerse en cuenta un período de incubación de hasta 14 días.

El director general de la OMS, el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, se reunió hoy con el presidente de China, Xi Jinping, y acordaron que el organismo internacional enviará expertos internacionales al país lo antes posible para trabajar con sus contrapartes chinas para aumentar la comprensión del brote y guiar los esfuerzos de respuesta global.

"Detener la propagación de este virus tanto en China como a nivel mundial es la máxima prioridad de la Organización Mundial de la Salud. Apreciamos la seriedad con la que China está tomando este brote, especialmente el compromiso del liderazgo superior y la transparencia que han demostrado, incluido el intercambio de datos y la secuencia genética del virus", aseguró Tedros.

Hasta el momento, se confirmaron en China 4.515 casos, en Tailandia 14, en Japón siete, en Estados Unidos cinco, en Australia cinco, en Macau cinco, en Taiwan cinco, en Singapur cuatro, Corea del Sur cuatro, Malasia cuatro, Francia cuatro, Canadá dos, Vietnam dos, Camboya uno y Alemania uno.

Las autoridades alemanas informaron ayer el primer caso de coronavirus en ese país y dijeron que se trata de un trabajador del fabricante de componentes para coches Webasto que se contagió al entrar en contacto con una colega procedente de Shanghai.

Argentino

Encerrado en su casa junto a su familia desde el miércoles 22 de enero, Javier Pérez —uno de los 12 argentinos que se encuentra en la localidad china de Wuhan— aseguró a Télam que desde que comenzó el brote de en esa ciudad de más de 11 millones de habitantes se vive "como en una película de ciencia ficción".

Pérez, de 44 años, reside en Wuhan desde hace tres años y en China desde 2006. "Lo importante es que estamos bien, aunque es difícil estar encerrado. Ya llevamos una semana y no sabemos cuántos días más estaremos así. Nos sentimos en una película de ciencia ficción".

Desde el miércoles a la noche, Javier Pérez, su esposa Joy Chen, su hija de 4 años y su hijo de 8 meses no salen más que a la vereda del barrio privado donde viven, que está en una zona céntrica de la extensa capital de la provincia Hubei, en China central.

"En el barrio hay una 90 casas donde viven casi todos extranjeros, quedaron sólo diez habitadas. Eso nos permite caminar un poco por la vereda y las calles internas del barrio, igual lo hacemos con barbijos y nos lavamos bien las manos y usamos alcohol en gel cuando entramos", describió.

Wuhan es el epicentro de la enfermedad: el miércoles a la noche el gobierno dispuso que nadie pueda entrar ni salir de la ciudad y todos los accesos están controlados por las fuerzas de seguridad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario