Información Gral

Al menos 75 personas mueren por día en la Argentina por automedicarse

Son datos del Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos. Hay cinco medicamentos que los argentinos consumen sin control: aspirina, paracetamol, ibuprofeno, clonazepam y Viagra.

Lunes 04 de Agosto de 2014

Unas 75 personas mueren por día en la Argentina debido al mal uso y abuso en el consumo de medicamentos que no fueron prescriptos por un médico, según una investigación.

Hay cinco medicamentos que los argentinos consumen de manera descontrolada sin tener en cuenta que las consecuencias pueden ser letales: aspirina, paracetamol, ibuprofeno, clonazepam y Viagra.

Al menos unas 162 mil personas debieron ser internadas el año pasado como derivación de esa automedicación, de las que 27.375 no pudieron sobreponerse y fallecieron a pesar del esfuerzo de los médicos.

Los datos surgen del último informe elaborado por el Sindicato Argentino de Farmaceúticos y Bioquímicos (Safyb), en el marco de un relevamiento realizado desde enero hasta diciembre de 2013, y que ponen en evidencia una situación alarmante.

Al ser consultados, ocho de cada diez mayores de 18 años reconoció que se automedicó, mientras que la mitad de la población adulta consume los medicamentos de forma incorrecta, publicó el Diario Popular.

"Venimos insistiendo desde hace muchos años con esta problemática, pidiendo por campañas que lamentablemente no aparecen. De ese modo, y lo vemos claramente con las cifras, la automedicación en Argentina sigue creciendo. Y mientras la gente padece serios problemas de salud, o directamente muere, nos dedicamos a opinar, cuando deberíamos estar generando educación, reforzando controles y llevando adelante campañas", dijo Marcelo Peretta, titular del Safyb.

En el trabajo estadístico se afirma que durante el año pasado el 5 por ciento de la población debió ser hospitalizado por las consecuencias del consumo irracional de medicamentos, porcentaje que llevado a números concretos significa un total de 162 mil personas. "Lo peor de todo esto es que año tras año vemos el deterioro y la profundización del problema. Hace falta voluntad en los funcionarios a cargo del área de salud. Es urgente que comencemos a trabajar para frenar esta locura, y posteriormente bajar estas cifras", señaló Peretta.

Según señala el informe, el 10 por ciento de los pacientes hospitalizados sufre reacciones adversas a medicamentos. "Se usan mal, o se abusa de los medicamentos. Todo esto deriva en las consecuencias que observamos. Pero el foco o la atención sólo aparece cuando hay problemas con los precios. Ahí se interviene, se convoca a la partes y buscan alternativas. Con esto se debería hacer lo mismo", dijo Peretta.

De acuerdo a la información que surge del trabajo, "se gastan 1.740 millones de dólares por problemas relacionados con medicamentos, que incluye nuevas consultas médicas, nuevos medicamentos recetados para tratar problemas ocasionados por los prescritos inicialmente, internaciones, nuevas enfermedades o lesiones graves, ausentismo laboral o escolar, pérdida de la calidad de vida, etcétera".

En ese marco, Peretta dijo que "a los hospitales y centros de atención llegan pacientes con problemas hepáticos, gástricos y cardíacos, que representan un alto costo para el Estado o las obras sociales, al mismo tiempo que causan un deterioro en la salud de las personas involucradas, y que podrían ser absolutamente prevenidos".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS