Información Gral

Abogados de Brasil proponen tribunal mundial para salvar la Amazonia

La Orden de los Abogados de Brasil (OAB) propuso hoy la creación de un tribunal internacional para combatir la deforestación de la selva amazónica. Serviría para presionar a los países de la región a adoptar políticas públicas de preservación de la selva, que abriga la mayor biodiversidad del planeta.

Viernes 25 de Enero de 2008

Brasilia.- La Orden de los Abogados de Brasil (OAB) propuso hoy la creación de un tribunal internacional para combatir la deforestación de la selva amazónica, informó la Agencia Estado.

“Permitir que la Amazonia sea arrasada, como viene sucediendo a grandes pasos, es cometer un crimen contra la humanidad”, sostuvo el presidente de la máxima entidad de representación de los abogados del país, Cezar Britto, mediante un comunicado citado por el medio.

El Consejo Federal de la entidad pretende además promover este año un encuentro de gran magnitud en el que además de discutirse la creación del tribunal mundial, se busquen “soluciones definitivas para que este patrimonio de Brasil y de la humanidad no desaparezca”.

De acuerdo con Britto, el tribunal internacional, que a su entender debe ser de caracter permanente, serviría para presionar a los países de la región a adoptar políticas públicas de preservación de la selva, que abriga la mayor biodiversidad del planeta.
La Amazonia, la mayor selva tropical del mundo, ocupa una área de 5,5 millones de kilómetros cuadrados en ocho países: Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana Francesa, Guyana Inglesa, Perú y Venezuela.

El anuncio se realiza un día después de que se dieran a conocer datos oficiales que indican que en los últimos cinco meses de 2007 fueron devastados unos 3.235 kilómetros cuadrados de selva, lo que supuso un aumento de la tala ilegal en Brasil, hecho que no ocurría desde 2004.

El jueves, el presidente Luiz Inacio Lula da Silva convocó una reunión, en la que participaron siete ministros y un representante de la Policía Federal, tras la cual fueron anunciadas una serie de medidas destinadas a investigar las causas del aumento de la deforestación, y a intensificar los mecanismos de represión de la misma.

Entre las medidas anunciadas por Lula, está la suspensión de las licencias para deforestar en aquellos municipios que registraron los mayores índices de tala ilegal en 2007, el embargo de propiedades donde se practica la deforestación, el control de la agropecuaria, la creación de unidades de deforestación, el bloqueo de financiamientos a aquellos emprendimiento que promuevan la tala ilegal, y la creación de un nuevo registro de propiedades ubicadas en las regiones deforestadas.

El mandatario anunció además que se reunirá con los alcaldes de los municipios en los que aumentó la deforestación, y con los gobernadores de los respectivos estados, para que coordines acciones destinadas a resolver el problema.

También fue informado que a partir del 21 de febrero serán reforzadas una serie de acciones de fiscalización y patrullaje en la región Amazónica, hacia donde serán enviados más de 780 policías federales.

En opinión de la ministra de Medio Ambiente, Marina Silva, el aumento de la deforestación en 2007 se debe a la presión provocada por la necesidad de los productores de aumentar la producción de soja y la cría de ganado. (DPA)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario