Información General

52 mujeres fueron asesinadas en tres años pese a la "restricción perimetral"

El dato surge de un estudio realizado por un organismo de la Corte Suprema sobre 821 femicidios cometidos entre 2017 y 2019

Viernes 26 de Febrero de 2021

Guadalupe Curual (21), la joven que fue víctima de femicidio el martes en Villa La Angostura, tenía a su favor una “restricción perimetral” dictada contra su ex pareja, pero de nada le sirvió. El caso se suma a otros 52, relevados por la Justicia federal solamente entre 2017 y 2019. La medida de protección no funciona, sencillamente.

El femicidio de Guadalupe resume un drama que se repite en muchos femicidios: la desprotección que enfrentan las víctimas y las facilidades que tienen los asesinos.

Un informe elaborado por las Oficinas de la Mujer y Violencia Doméstica de la Corte Suprema nacional detalló que entre 2017 y 2019 al menos 52 víctimas de femicidio “directo” y “vinculado” tenían medidas de protección que no evitaron su asesinato. Se trata del “Estudio sobre denuncias de violencia de género/doméstica y medidas de protección en víctimas de femicidio”, que se realizó por primera vez en 2020.

La OVD (violencia doméstica) y la Oficina de la Mujer, que están a cargo de la vicepresidenta del máximo tribunal, Elena Highton de Nolasco, tomaron como base el Registro Nacional de Femicidios de la Justicia Argentina (Rnfja), único registro oficial sobre femicidios. La investigación llega hasta 2019.

El informe de la Corte especifica que el registro identificó 821 víctimas letales de la violencia de género entre 2017 y 2019. De ese total, 757 fueron víctimas de femicidios directo y 64 de femicidios vinculados, que son los homicidios cometidos contra una o varias personas a fin de causarle sufrimiento a una mujer o porque intentaron protegerla. Entre las víctimas de femicidio directo, 743 eran mujeres y 14 eran mujeres trans/travesti, mientras que las víctimas de femicidio vinculado eran 33 mujeres y 31 varones.

Sobre esta base de datos, el nuevo estudio identificó que 52 víctimas tenían medidas de protección: 33 por restricción/prohibición de acercamiento del agresor, y 7 sumaron además exclusión del hogar. Y sólo 5 tenían botones antipánico, dispositivos cuestionados por no ser efectivos, ya que requieren de un monitoreo que no es eficaz. “Si se toman los tres años en conjunto, se registraron en promedio al menos 17 víctimas con medidas de protección vigentes por año entre 2017 y 2019 en Argentina”, resume la investigación.

En el último caso de femicidio que conmueve al país, el femicida de Guadualupe no solo la mató de un cuchillazo luego de merodear durante horas por el centro de Villa La Angostura. Antes había violado la perimetral incontables veces, según el testimonio de la amiga íntima de Guadalupe, Lucía Navarro. La restricción de acercamiento no había inhibido al femicida de asediar a Guadalupe, incluso con actos de extrema violencia, como hizo en enero pasado cuando le propinó una golpiza en la calle. Lucía, la amiga de la víctima que denuncia esta situación está también ella bajo amenaza de su ex novio, un amigo del femicida que está siendo investigado como posible cómplice del asesino de Guadalupe.

En tanto, la autopsia practicada al cuerpo de Guadalupe Curual indica que recibió una puñalada en el centro del pecho que le atravesó el corazón y le produjo “un shock hipovolémico” que provocó su muerte. La víctima también presentaba un golpe en el rostro. Guadalupe fue velada ayer por su familia, que organizó su despedida en el paraje Villa Llanquín. Además, se decidió que descansará en Arroyo Blanco, donde ella se crió.

Grave e inconsciente

El asesino, Bautista Quintriqueo (32) sigue internado en San Martín de los Andes en grave estado por las heridas que se produjo, pero el dato más relevante es que no logran despertarlo, luego del segundo intento de suicidio. Este lo cometió cuando, en el hospital de Villa La Angostura, buscó ahorcarse con una sonda. No se sabe el tiempo que permaneció con la sonda apretando su cuello, porque, pese a que había ingresado por el primer intento de suicidio, no tenía vigilancia permanente. Se había lesionado en el abdomen con el mismo cuchillo que usó para asesinar a Guadalupe segundos antes de ser detenido. Con el mismo cuchillo, no sólo asesinó a Guadalupe, sino que antes lesionó gravemente al joven policía que era su novio y que intentó protegerla. También lesionó en una mano a uno de los dos policías que lograron reducirlo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario