..

En la provincia hay 400 evacuados y funciona un comité de emergencia

La situación, aunque preocupa, no llega a los niveles de catástrofe que se registran en otras provincias y en Concordia. Lifschitz viajará hoy a las zonas afectadas del norte santafesino.  

Domingo 27 de Diciembre de 2015

Un total de 400 evacuados registraba ayer la provincia de Santa Fe con motivos de las crecidas del Paraná y sus afluentes, una cifra dinámica si se tiene en cuenta que hay afectados que no se quieren evacuar y también quienes lo hacen por sus propios medios. Y un registro que no llega a los niveles de catástrofe que viven otras provincias del litoral, si se tiene en cuenta que sólo en la ciudad entrerriana esperaban ayer que unas 20 mil personas terminaran abandonando sus hogares.

A raíz de esto último, el presidente de la Nación, Mauricio Macri, decidió ayer suspender sus vacaciones familiares en Villa La Angostura para viajar hoy, precisamente a Concordia, y encabezar una reunión del Comité de Crisis, que se encuentra trabajando en el marco de las inundaciones (ver aparte).

Mientras tanto, el gobernador de la provincia, Miguel Lifschitz, recorrerá hoy la zonas comprometidas de las ciudades de Reconquista, Las Toscas y San Javier, junto con el secretario de Protección Civil, Marcos Escajadillo, y otros funcionarios provinciales, a fin de tomar conocimiento in situ del estado de situación y del impacto de las acciones que se llevan adelante. Lifschitz expresó que se está brindando una atención "totalmente organizada y oportuna para estar al frente de la atención a los evacuados por las copiosas lluvias y la crecida del Paraná en algunas ciudades y poblaciones de la provincia".

Según el último relevamiento realizado ayer por el gobierno, en el departamento Capital había un total de 130 personas afectadas, 34 familias evacuadas con 115 personas en la ciudad capital, que fueron trasladadas al refugio municipal y el Módulo Colastiné Sur. En arroyo Leyes cuatro familias fueron alojadas a la vera de la ruta Nº 1. En el departamento General Obligado, los evacuados eran 180, mientras que en San Javier ascendían a 92. Estos, sumados a otros puntos menos problemáticos, llevaban ayer la cifra a 392 en toda la provincia.

El gobernador recordó que hay en marcha un Comité de Emergencia donde participan Protección Civil, los ministerios de Gobierno; de Infraestructura y Transporte; la secretaría de Recursos Hídricos; el ministerio de Desarrollo Social y especialmente todas las áreas que se dedican a lo social, a lo que también hay que sumar al Ministerio de Salud, "que está brindando una atención totalmente organizada y oportuna frente a las demandas de la totalidad de las localidades que están sufriendo problemas".

Igualmente, explicó que "hay una presencia de Protección Civil de manera permanente en las ciudades más afectadas: Reconquista, Las Toscas, San Javier; el barrio Colastiné Sur en Santa Fe y algunas otras poblaciones más pequeñas del territorio santafesino. La idea es tener una presencia totalmente organizada —recalcó— y con todas las herramientas con que cuenta el gobierno provincial para estar al frente de la situación atendiendo a las familias evacuadas y acompañándolas luego cuando bajen las aguas en el retorno a sus hogares, brindándoles toda la ayuda necesaria y acompañando el esfuerzo a través de equipamiento y diferentes insumos para las obras de defensa".

A su vez, Escajadillo, precisó que "debido a la crecida del Paraná la cantidad de evacuados en la provincia de Santa Fe asciende a cerca de 400 personas. Y afirmó que Las Toscas y Reconquista son las localidades más comprometidas por el fenómeno climático. "En las últimas horas el río nos está ocasionando problemas en los departamentos Garay y San Javier y en conjunto con los presidentes comunales, decidimos evacuar a algunos vecinos que están siendo afectados", explicó.

También indicó que el presidente comunal de Arroyo Leyes está evacuando algunas familias y que se está llevando a cabo un apuntalmiento del sistema de defensas en San Javier, Colonia Francesa y Helvecia. Operativo en el cual trabajan las distintas áreas del gobierno provincial con las comunas.

Escajadillo aclaró con relación a los evacuados que "se están brindando todos los servicios sanitarios y lo que tiene que ver con alimentación y abrigo. El objetivo es cubrir cada una de las necesidades para que estas personas puedan pasar la crecida con los menores inconvenientes posibles".

El funcionario explicó que otro frente lo constituyen "los vecinos que no quieren evacuarse, ya que hay que garantizarles no sólo su seguridad, sino también que no tengan ningún problema sanitario. Para ello se ha hecho presente el ministerio de Salud, con todo lo que significa vacunación y trabajo preventivo, especialmente por la leptospirosis”.

Nivel del río. El nivel del río Paraná en el Puerto de Santa Fe superó el nivel de alerta y ayer continuaba creciendo, en tanto en la localidad de Reconquista las autoridades se preparaban para desplazar a todos los habitantes del barrio Puerto debido al avance de las aguas, que ascendieron hasta 78 centímetros por encima del nivel de evacuación.

En la capital provincial, la última medición de Prefectura Naval Argentina daba cuenta de una altura de 5,60 metros y en creciente, 18 centímetros por encima del nivel de alerta y a 22 centímetros del de evacuación. Ese registro complicó especialmente a los habitantes de la Vuelta del Paraguayo y de Colastiné Sur. “Estamos preparándonos cada vez más”, dijo el intendente de Santa Fe, José Corral. En cuanto a la energía eléctrica, la Empresa Provincial va cortando el suministro a medida que el agua avanza por las calles del poblado en el ingreso al barrio.

En tanto, el presidente comunal de Arroyo Leyes, Eduardo Lorinz, contó que “está viniendo mucha agua” y específicamente calculó que el nivel crece “día a día entre 10 y 12 centímetros”. Y lamentó que la situación signifique que en “sectores que uno ya había trabajado” en esta Navidad “esté ingresando agua por todos lados”. Por ejemplo dijo que en la última calle de la población, la 146, “desde ayer (por el jueves) había empezado a ingresar agua; hoy ya casi está totalmente cortada, anegada, se están produciendo desbordes desde el río”.

Además relató que “a la altura del kilómetro 12,5 (de la ruta 1) también se está inundando todo un barrio que está fuera de la defensa”. Lorinz reconoció que si bien están “trabajando a contrarreloj” y atacaron el problema con tiempo, “eran lugares muy poco defendibles”.
  
Rosario. En cuanto a Rosario, las autoridades alertaron que el Instituto Nacional del Agua (INA) emitió un informe donde estima que para el 2 de enero próximo el río llegará a los 5,19 metros, superando el nivel de alerta.

Escajadillo remarcó no obstante que “esto dependerá del nivel de lluvias, que son muy variables. En estos momentos, en el Puerto de Rosario tenemos un nivel de 4,55 metros de agua, y el nivel de alerta es de 5 metros. Siempre la zona sur es la más afectada pero Defensa Civil de la ciudad nos informa que ya se está trabajando y se activaron los protocolos de contingencia”, abundó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS