El Mundo

Rusia: condenan a Navalny a dos años y medio de trabajos forzados

El mayor opositor a Putin recibió otra sentencia por presunta "difamación" y además se le abrió otra causa en el mismo tribunal por mofarse de los jueces y fiscales

Sábado 20 de Febrero de 2021

El principal adversario de Vladimir Putin, el opositor Alexei Navalny, será enviado en los próximos días a una colonia penitenciaria, muy probablemente de trabajos forzados, donde deberá permanecer preso dos años y cinco meses. La condena fue impuesta y ratificada este sábado por un tribunal de Moscú. Navalny escuchó la condena desde una "jaula" de vidrio. En otro caso por "difamación" contra un veterano de la II Guerra Mundial, Navalny fue condenado a pagar una multa de 850.000 rublos (unos 10 mil dólares). Además enfrentará una nueva causa penal por "ofensas" contra la jueza y la fiscal del caso. Navalny reiteró el carácter político de las condenas y de la persecución que sufre. Es la figura opositora más popular de Rusia y fue envenenado en noviembre pasado, cuando estaba de campaña electoral.

El tribunal de Moscú rechazó una petición de los abogados defensores de ponerlo en libertad. l juez denegó también la solicitud de libertad interpuesta por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH). Sin embargo, se beneficiará de un pequeño descuento de la pena. De los dos años y ocho meses de la sentencia dictada el pasado 2 de febrero (la inicial era de tres años y medio), se le ha descontado el arresto domiciliario cumplido entre el 30 de diciembre de 2014 y el 17 de febrero de 2015, además del mes largo que lleva ya en prisión preventiva desde que regresó de Alemania, el pasado 17 de enero.

Como sucediera ya en los recientes juicios, la Policía adoptó medidas de seguridad reforzadas en torno al edificio del para impedir protestas. A la sesión judicial fueron acreditados medio centenar de periodistas y acudieron diez diplomáticos de países europeos.

La abogada Olga Mijailova tomó la palabra para solicitar la puesta en libertad del dirigente opositor, según exige el Tribunal Europeo de Derechos Humanos e insistir en que éste no violó la libertad concidional con presentaciones obligatorias a las que debía someterse de una sentencia suspendida por encontrarse en Alemania para recibir tratamiento por el envenamiento que sufrió en noviembre. Todos los indicios señalan a los servicios de inteigencia rusos como el autor del envenamiento. Navalny recibió una dosis casi letal del agente Novichok, un veneno de invención y fabricación rusa.

Fue el Servicio Penitenciario Federal de Rusia (FSIN) el que lo acusó de no acudir a las citaciones y pidió que la condena suspendida se convirtiera en pena real de cárcel. La condena que ahora se cumplirá es por cargos de presunta corrupción. Navalny es el heraldo de la denuncia de la corrupción del gobierno de Vladimir Putin, y no es casual que sea condenado bajo estos cargos. Una manera del poder de tratar de deslegitimara su adversario. La fiscal, Ekaterina Frolova, aseguró que Navalny "cometió siete violaciones de las condiciones del período de prueba antes" de la hospitalización y dos dentro de los 30 días posteriores al internamiento.

En su intervención ante el tribunal después de conocer la sentencia, el líder opositor citó la Biblia, el Evangelio de San Mateo: "Bienaventurados aquellos que tienen hambre y sed de justicia porque se verán saciados". Dijo que todo lo que él desea para Rusia es justicia, libertad y también "derecho a ser feliz".

Se celebró también en el mismo juzgado una audiencia por la acusación de "difamación" presentada contra él por los familiares del antiguo combatiente Ignat Artiomenko, al que, según ellos, Navalny ofendió con declaraciones "falsas e injuriosas". La fiscal, también Frolova, había pedido que se le imponga una multa de 950.000 rublos, pero al final se quedó en 850.000 , una cifra récord en Rusia para una falta de tal naturaleza.

Artiomenko participó en un video de propaganda de las enmiendas constitucionales promovidas por Vladimir Putin y pidió votar a favor de ellas en el referéndum del año pasado. La reforma permitirá al actual presidente ruso presentarse a la reelección en 2024 y 2030. Navalny tachó a quienes aparecieron en la filmación de "vergüenza nacional y traidores".

El tribunal dio por probado el delito de "difamación" y además envío al Comité de Instrucción una petición para que se investigue si, durante el juicio, Navalny ofendió a la fiscal y a la jueza, a las que ridiculizó y recomendó apuntarse a un cursillo para mejorar sus conocimientos jurídicos. Podría abrirse contra él una nueva causa penal, que podría conducir, como mínimo, a que sea enviado a un penal de "régimen severo".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS