El Mundo

Putin pierde apoyo por sus planes para retrasar la edad de jubilación

El líder del Kremlin proyecta que a partir de 2019 las mujeres se retiren a los 63 (ahora es a los 55), y los hombres a los 65 (ahora a los 60).

Domingo 29 de Julio de 2018

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, y su gobierno afronta el proyecto más delicado de su mandato: el incremento de la edad de jubilación por primera vez en décadas a la que, según las encuestas, se opone la mayoría de la ciudadanía. De hecho, la popularidad de Putin cayó 15 puntos debido a la reforma. El gobierno ruso aprovechó el día de la apertura del Mundial de Fútbol para anunciar que retrasará la edad de jubilación: cinco años para los hombres y ocho para las mujeres. Es uno de los cambios de mayor calado en el sistema de pensiones del país desde que el dictador Josef Stalin estaba vivo. La reforma establece un margen desde 2019 hasta 2034 para elevar la edad de jubilación de las mujeres de los 55 años actuales a los 63. En el caso de los hombres, que ahora se retiran a los 60, el período de transición culminará en 2028, y a partir de entonces los varones rusos se jubilarán a los 65. En Rusia viven 46 millones de jubilados, lo que supone alrededor de un 32 por ciento de la población. La jubilación media asciende al equivalente de unos 200 euros mensuales.

El retraso en la edad de retirarse, que se implementará de forma escalonada desde el próximo enero y durante los próximos 15 años, hace tiempo que estaba en la mesa del Kremlin, aunque no se quiso entrar en el fondo del debate durante la campaña electoral del mes de marzo último, en la que Putin resultó electo. El proyecto de ley fue presentado en la Duma Estatal de Rusia (la Cámara baja del Parlamento) el pasado 16 de junio, coincidiendo con el comienzo del Mundial de Fútbol. Desde que el gobierno aprobó sus planes, la popularidad de Putin cayó sustancialmente, desde el 78 por ciento hasta el 63,4 por ciento, según una encuesta del Centro Ruso de Estudio de la Opinión Pública. En el mismo período, la popularidad del gobierno bajó del 48,4 por ciento al 37,1 por ciento.

Una de las más bajas del mundo

Tras unos primeros días para digerir la noticia, activistas y sindicatos pusieron el grito en el cielo y realizaron masivas movilizaciones en toda Rusia para protestar contra la proyectada reforma del sistema de pensiones. En realidad la edad de jubilación en Rusia es una de las más bajas del mundo. Aunque las pensiones son muy pequeñas, el sistema está en peligro por el declive demográfico. Para justificar la controvertida medida, el premier Dimitri Medvedev trató de poner las cosas en su contexto: la edad de jubilación actual fue fijada en tiempos soviéticos cuando la gente vivía "unos 40 años". Ahora el promedio de esperanza de vida en Rusia es superior: de 67 años para los hombres y de 77 para las mujeres.

En efecto, fue en 1932, antes incluso de la Segunda Guerra Mundial, cuando la edad para jubilarse en Rusia se estableció en los 55 años para las mujeres y 60 para los hombres. Los detractores de esta ley aseguran que un número importante de ciudadanos rusos no llegará con vida a la edad de jubilación si la reforma se lleva a cabo. Habrán trabajado y cotizado toda su vida sin llegar a tener jamás el merecido descanso. Pero, según el gobierno, el cambio "permitirá disponer de medios adicionales para elevar las pensiones" que se limitan actualmente a unos centenares de euros, en algunos casos sólo decenas. También permitirá liberar recursos para mejorar la sanidad y la educación. O el ejército, cada vez más presente en el mundo aunque Putin dice que el grueso del gasto que era necesario ya está hecho. Muchos rusos no quieren apretarse el cinturón sabiendo que organizar el Mundial de Fútbol costó 13.000 millones de euros. Se gastaron 2.500 millones en doce estadios nuevos o remodelados. Pero, por otro lado, se invirtieron al menos otros 8.000 millones en infraestructuras que beneficiarán a la población, como nuevas carreteras, vías férreas y aeropuertos. Yuri es uno de esos rusos que siguen trabajando más allá de la edad legal para jubilarse y cobran pensiones consideradas como complementos de ingresos. Nació en 1945, fue tornero y futbolista en categorías inferiores: "Dormía usando la pelota como almohada", recuerda en un banco de la calle Myasnistkaya, en el centro de Moscú, la capital rusa. Allí trabaja como portero, porque los 16.000 rublos (216 euros) que recibe como pensión no dan "ni para vivir ni para morirse yendo al médico". Por encima de lo que decida el gobierno, a Yuri le preocupa más cómo se comportará el costo de la vida: el rublo vale casi la mitad que hace ocho años, los precios en el supermercado subieron y el futuro es, como siempre, incierto: "El médico es caro, si no pagas te dedican sólo diez minutos, son unos hijos de mala madre", clama. "Solo es posible vivir de la jubilación cuando uno gasta todo el dinero en comida y alojamiento y compra una vez cada medio año algo para vestirse. No alcanza para más", dijo durante una marcha Nadeshda, una jubilada de 59 años. Según el instituto de estadística Rosstat, alrededor de un 40 por ciento de los hombres de entre 60 y 65 años y de las mujeres de entre 55 y 63 años sigue trabajando a pesar de estar jubilados. De esta manera, la jubilación en Rusia es para los que ganan poco un segundo ingreso para poder asegurar un estilo de vida digno, explicó el periódico Vedomost.

Tatiana, de edad similar, fue profesora toda su vida y ahora da clases particulares en la cocina de su casa. Su marido murió ya jubilado, pero trabajando como guardia de seguridad en una garita. Casi hasta el último día de su vida. Mientras para muchos liberales ésta es una reforma necesaria, en las redes sociales va creciendo la indignación. La petición al gobierno ruso de no retrasar la edad de jubilación en cinco años alcanzó más de un millón de firmas tres días después de que desde la plataforma Change.org se lanzase la petición.

Mientras, el irreductible sentido del humor de los rusos ya somatizó el golpe. En la calle la gente bromea: "Ayer me faltaban cinco años para la edad de jubilación. Hoy me quedan diez años. Para que luego digan que no se puede recuperar el tiempo vivido".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});