El Mundo

Irak pidió fecha de retirada a EEUU

Bagdad. — Por primera vez, el gobierno de Irak planteó a Estados Unidos un cronograma de retirada de sus fuerzas militares en el país. El primer ministro, Nuri al-Maliki, planteó la necesidad de una fecha de salida de las tropas. El premier shiíta es presionado por las facciones radicales de ese sector islámico, mayoritario en Irak.

Martes 08 de Julio de 2008

Bagdad. — Por primera vez, el gobierno de Irak planteó a Estados Unidos un cronograma de retirada de sus fuerzas militares en el país. El primer ministro, Nuri al-Maliki, planteó la necesidad de una fecha de salida de las tropas. El premier shiíta es presionado por las facciones radicales de ese sector islámico, mayoritario en Irak.

La administración Bush siempre se ha opuesto a establecer un cronograma para retirar a sus tropas, argumentado que eso estimularía a los insurgentes y terroristas.

El planteo de retirada se da dentro de las conversaciones que apuntan a llegar a un acuerdo que debe reemplazar el mandato de la ONU que legaliza la presencia de las tropas de Estados Unidos en Irak, y que vence el próximo 31 de diciembre.

"Hoy estamos mirando a la necesidad de finalizar la presencia extranjera en la tierra iraquí y restaurar la soberanía plena", dijo Maliki ante un grupo de embajadores árabes, durante una visita oficial a Abu Dhabi, capital de los Emiratos Arabes Unidos. "La actual tendencia es a llegar a un acuerdo sobre un memorando de entendimiento que cubra, ya sea la partida de las fuerzas o que establezca un cronograma para su retirada", indicó.

La declaración no hizo referencia específica a las tropas estadounidenses, pero dichas fuerzas comprenden la mayor parte de las fuerzas extranjeras en Irak. Hay alrededor de 150 mil soldados de Estados Unidos en el país. El Pentágono alega que ese nivel de tropas es vital para la seguridad de Irak.

Maliki está bajo presión del movimiento shiíta radical del poderoso clérigo Moqtada al-Sadr para establecer un cronograma de retirada de las fuerzas estadounidenses. El grupo de Sadr renunció el año pasado al gobierno de Maliki por este motivo. Sadr mantiene una peligrosa milicia, que en el pasado ya mantuvo duros choques armados con las tropas de EEUU y con las fuerzas nacionales iraquíes.

Negociaciones. La semana pasada, el ministro de Relaciones Exteriores, Hoshiyar Zebari, dijo que EEUU mostró flexibilidad en las negociaciones con Irak sobre el nuevo pacto de seguridad. Zebari explicó que las posiciones de ambas partes se habían suavizado desde el inicio de las conversaciones para proveer una nueva base legal a las tropas estadounidenses en Irak, pero que aún hay puntos de conflicto, incluyendo el control de los operativos militares y el espacio aéreo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario