El Mundo

Estado Islámico detonó una bomba en una mezquita de Afganistán: 46 muertos y más de 100 heridos

Se trató de un atentado y un desafío del grupo terrorista (que se lo adjudicó a las pocas horas) contra el nuevo régimen talibán

Viernes 08 de Octubre de 2021

El grupo extremista Estado Islámico (EI) reivindicó un atentado suicida con bomba en una mezquita musulmana chií en la ciudad de Kunduz, en el norte de Afganistán, que causó al menos 46 muertos y decenas de heridos. Fue el desafío más reciente de seguridad para los talibanes que tomaron el poder tras la retirada de las tropas occidentales en su transición de la insurgencia a la gobernanza.

La reivindicación, difundida por la agencia de noticias Aamaq, vinculada con Isis, se produjo apenas unas horas después de que la explosión dañara este viernes la mezquita repleta de gente en la ciudad de Kunduz.

El ataque fue el más reciente de una serie de atentados y tiroteos de Isis contra los nuevos gobernantes talibanes de Afganistán, así como contra instituciones religiosas y miembros de la minoría chií del país.

La explosión ocurrió durante las oraciones del mediodía, en el momento culminante de la semana religiosa musulmana. Destruyó ventanas, ennegreció el techo y esparció escombros y retorció metal por el suelo. Los equipos de rescate sacaron un cadáver en una camilla y otro envuelto en una manta. Las escaleras en la entrada de la mezquita estaban cubiertas de sangre.

Hussaindad Rezayee, un vecino en la zona, dijo que corrió a la mezquita al escuchar el estruendo. “Estaba en casa realizando trabajo de construcción y cuando comenzaron las oraciones se produjo la explosión”, dijo. “Vine a buscar a mis familiares, la mezquita estaba repleta’’.

Se trata también del golpe más duro que recibe el recién nacido Emirato Islámico de Afganistán desde que, con las tropas estadounidenses en plena evacuación, un kamikaze se inmoló el 26 de agosto en uno de los accesos del aeropuerto matando al menos a 170 personas.

El ataque fue confirmado por el portavoz del Gobierno del Emirato, Zabihullah Mujahid, en su cuenta de Twitter. Fuentes hospitalarias confirmaron a la agencia France Presse (AFP) que al menos 46 personas perdieron la vida y otras 140 resultaron heridas.

Matiullah Rohani, responsable regional talibán al frente de Información y Cultura informó, también a AFP, de que se trató de un ataque llevado a cabo por un terrorista suicida.

De inmediato empezaron a circular por las redes sociales imágenes del interior de la mezquita en las que se aprecia un número considerable de cadáveres, algunos mutilados, mientras en el exterior se producían escenas de pánico.

Fue varias horas después del ataque que los terroristas de Estado Islámico se atribuyeron la autoría. Por acciones similares llevadas a cabo recientemente, se sospechaba de este grupo suní que, además de ir contra chiíes, es al mismo tiempo enemigo de los talibanes, pese a que estos son suníes también.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario