El Mundo

Bill y Hillary, una "fórmula" que causa muchas dudas entre los demócratas

En 1992 Bill Clinton prometió a Estados Unidos que recibiría “dos por el precio de uno” si era elegido, con su esposa Hillary a su lado. Ahora es “dos contra uno”, ya que los Clinton se han unido contra Barack Obama en la carrera por la nominación presidencial demócrata.

Viernes 25 de Enero de 2008

Por Steve Holland / Reuters

Washington. — En 1992 Bill Clinton prometió a Estados Unidos que recibiría “dos por el precio de uno” si era elegido, con su esposa Hillary a su lado. Ahora es “dos contra uno”, ya que los Clinton se han unido contra Barack Obama en la carrera por la nominación presidencial demócrata.
  Bill Clinton, cuyos ocho años en la presidencia de Estados Unidos en la década de 1990 son bien recordados por los demócratas, ha pasado de ser el mandamás en la campaña de su mujer a uno más de quienes atacan a Obama.
  El ex presidente comenzó a criticar a Obama en New Hampshire a comienzos de mes y acusó a los medios de comunicación de no observar con atención los antecedentes de Obama como senador ante a la guerra en Irak.
Debate sobre Reagan. Este semana, en Carolina del Sur, donde se hacen hoy las primarias demócratas, está intentando que Obama pague por los comentarios que realizó la semana pasada en Nevada sobre el difunto presidente Ronald Reagan, un ícono republicano al que muchos demócratas recuerdan con desdén. Obama dijo que Reagan “cambió la trayectoria de Estados Unidos” y que los republicanos fueron el “partido de las ideas” durante los últimos 10 a 15 años.
  “Por un momento creí que estaba compitiendo contra mí en Nevada cuando dijo que los republicanos tuvieron la mayoría de las ideas nuevas y que uno debía desafiar el conocimiento convencional de la década de 1990”, reaccionó Clinton. “Yo creía que nosotros habíamos desafiado el conocimiento convencional de la década de 1990”, ironizó.
  Un partidario de Obama, Bill Bradley, respondió que Clinton está ignorando su propio pasado de “triangulación” como presidente, en el que adoptó algunas de las ideas republicanas para ser reelecto en 1996. “De hecho fue en el gobierno de Clinton en el que el concepto de «triangulación» se desarrolló, lo que significaba aparecer republicano a cierta cantidad de personas para ser electo, y eso fue lo que pasó”, declaró Bradley.  “Así que Barack Obama no está apoyando las ideas de los republicanos. Bill Clinton en realidad tomó las ideas de los republicanos y las usó de una manera demócrata para ser reelecto” redondeó Bradley.
  Los ataques de Bill Clinton han hecho que muchos expertos políticos se pregunten si tarde o temprano la confianza de Hillary en su esposo terminará por convertirse en un tiro por la culata en su campaña.

¿Dos presidentes? “El actual papel de Clinton confirma mis actuales dudas sobre si el país puede lidiar con dos presidentes en la Casa Blanca, uno de ellos electo y el otro retirado”, comentó Linda Fowler, profesora del Dartmouth College, en New Hampshire.
  Los demócratas tienen una “ventaja natural” este año, con muchos estadounidenses cansados de los dos mandatos de George W. Bush, pero el papel de Bill Clinton es un factor intangible que podría afectar lo que piensan los votantes, según creen muchos expertos.

Otro round. En tanto, la campaña demócrata continuará hoy en Carolina del Sur, donde Obama buscará por todos los medios una victoria ante Hillary. En un Estado con mayoría negra, Obama debería lograr su segunda victoria, después de aquella inicial en Iowa que llevó a muchos a apresurarse a darlo como seguro vencedor de la postulación demócrata.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario