El Mundo

Biden aplica severas sanciones a Rusia

Los bancos de EEUU no podrán prestarle a Moscú y echará a 10 agentes de inteligencia acreditados como diplomáticos

Jueves 15 de Abril de 2021

Estados Unidos anunció este jueves severas sanciones contra Rusia y la expulsión de 10 agentes de inteligencia acreditados como diplomáticos en represalia por la intromisión rusa en el proceso electoral estadounidense de 2020 y por el reciente hackeo de nueve agencias federales y un centenar de empresas privadas. Es la primera acción concreta de la Administración de Joe Biden que confirma su promesa de adoptar una postura firme con Moscú, algo que lo diferencia de su predecesor, Donald Trump, quien mantuvo una buena relación con el Kremlin de Vladimir Putin. Se considera probado por una investigación judicial federal que Putin y sus servicios de inteligencia favorecieron a Trump en las elecciones de 2016, que lo llevaron a la Casa Blanca.

Las sanciones, las más severas contra Rusia desde 2014, son una respuesta a la campaña de ciberataques que sufrió EEUU en 2020, a informes sobre recompensas ofrecidas por Moscú en Afganistán por dar muerte a soldados estadounidenses y a los intentos de interferir en las elecciones de 2020, en una repetición de lo hecho en 2016.

Las medidas fueron detalladas por el secretario de Estado, Antony Blinken, en un comunicado. En primer lugar, la Administración Biden prohibirá a las entidades financieras de EEUU que compren deuda rusa a partir del 14 de junio, lo que se impondrá a través de una acción ejecutiva (decreto) del presidente. La medida dificultará a Rusia financiarse en los mercados de capitales internacionales. En segundo lugar, el Departamento de Estado expulsará a diez miembros de la inteligencia de Rusia acreditados en EEUU como diplomáticos.

Por último, impone sanciones a seis compañías rusas que dieron apoyo a la campaña de ciberataques impulsada, según Washington, por la inteligencia rusa. La intrusión durante meses en 2020 en los sistemas de la compañía de software SolarWinds permitió el ataque a nueve agencias federales estadounidenses y un centenar de grandes empresas privadas.

Las sanciones son el primer intento de Biden de cumplir con su promesa de que no permitiría agresiones de Rusia y se concretan dos días después de su llamada al presidente ruso Vladimir Putin. En la conversación, según fuentes oficiales, Biden le avisó a Putin que tomaría acciones para defender sus intereses nacionales.

"Estas actuaciones tienen la intención de hacer responsable a Rusia por su conducta temeraria", afirmó Blinken. "Actuaremos con firmeza en respuesta a las acciones rusas que puedan causar daño a nosotros o a nuestros aliados".

Las últimas sanciones de gran alcance contra Rusia fueron en 2014, tras la invasión y anexión de la provincia ucraniana de Crimea y el apoyo militar a los separatistas prorrusos de ese país. El nuevo capítulo de sanciones se enmarca dentro de un aumento de la tensión en la frontera ruso-ucraniana, con una concentración de tropas de Moscú.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario