El Mundo

Argentina le quitó sus credenciales a la embajadora de Guaidó

El gobierno argentino le quitó sus credenciales a la embajadora Elisa Trotta Gamus, que no había sido enviada por Venezuela, sino por el autoproclamado "presidente encargado" Juan Guaidó y cuyo placet había sido aceptado por el gobierno de Mauricio Macri.

Jueves 09 de Enero de 2020

El gobierno argentino le quitó sus credenciales a la embajadora Elisa Trotta Gamus, que no había sido enviada por Venezuela, sino por el autoproclamado "presidente encargado" Juan Guaidó y cuyo placet había sido aceptado por el gobierno de Mauricio Macri.

En la Cancillería aclararon que la diplomática "estaba bajo el formato de misión especial que le había dado la gestión anterior, no como embajadora formalmente de Venezuela". No obstante, a través de una carta le indicaron que se ponía fin a esa "misión especial". El gobierno argentino se pronunció contra los últimos hechos en Venezuela y cuestionó que se haya impedido el funcionamiento de la Asamblea Legislativa. En tanto, desde Juntos por el Cambio, reclamaron que le devuelvan a Trotta el lugar que le había dado Macri.

El gobierno de Macri fue uno de los que se alineó con la estrategia para terminar con el mandato del presidente venezolano Nicolás Maduro. Reconoció desde un comienzo al dirigente opositor Guaidó y denunció una y otra vez a Venezuela como una "dictadura".

En esa línea, reconoció a quien Guaidó envió como embajadora: el canciller Jorge Faurie le dio cartas credenciales, inmunidades y seguridad como si fuera la embajadora legítima de Venezuela. Esto le pertimió a Trotta Gamus montar una suerte de embajada paralela.

La Cancillería puso fin a esto a partir de una nota formal que le envió la directora nacional de Ceremonial del Ministerio de Relaciones Exteriores, Mariángeles Bellusci: "Me dirijo a usted a los efectos de comunicarle que a partir del día de la fecha se pone fin a su misión especial en la República Argentina y a sus funciones en el marco de la misma", dice la misiva.

En la Cancillería habían advertido que era un problema la forma en la que la diplomática se venía presentando en sus entrevistas públicas.

"Ante la persistencia en los medios de presentarla como embajadora, consideramos oportuno informar que no lo es", indicaron.

La decisión de terminar con la embajada paralela ya había sido adelantada antes de asumir por el canciller Felipe Solá: "Es ilegal. No vamos a buscar excusas. Pensamos que las relaciones son complejas, pero tampoco se puede violar la legislación para tener el embajador que uno quiere" había advertido.

"no es embajadora". Elisa Trotta Gamus había sido recibida por Macri.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario