educación

Penes de madera: entre la grieta y las fotos que confunden

Damián Lavarello, coordinador del Programa Muncipal de VIH Sida destaca el trabajo en salud sexual y reproductiva.

Sábado 24 de Julio de 2021

Para Damián Lavarello, coordinador desde hace más de 20 años del Programa Municipal de Sida (Promusida), el cruce de opiniones que se desató en torno al llamado a licitación del Ministerio de Salud estuvo marcado por “la grieta política”. Se muestra a favor de la compra y utilización de este tipo de materiales y cuenta la experiencia del programa local en la promoción de la salud sexual y reproductiva.

Como otros debates en la Argentina, está muy marcado por una grieta política e ideológica”, reflexiona el médico. Dice que también el momento particular de la pandemia tiende a hacer pensar que cualquier esfuerzo en otro campo de la salud que no sea el del Covid sea visto como inadecuado e innecesario. “Entiendo que está dentro de las atribuciones del Ministerio las de recurrir a la compra de este tipo de materiales para incluirlos en kits que se hicieron hace unos diez años. Por eso la renovación de esos maletines no me parece mal”, apunta.

>> Leer más: Experiencias de docentes sobre el pasado y el presente de la educación sexual

Lavarello recuerda que el Programa municipal fue el primero que compró penes de madera hace ya unos 20 años, que se distribuyeron en los centros de salud: “Cuando surgió el VIH Sida se usaban frascos de desodorantes, pequeñas botellas o bananas. Por eso se empezaron a usar los de madera, pero no acá sino en todo el mundo. Y cuando los compramos no suscitó la más mínima discusión”.

promusida22.jpg
Kit de salud sexual y reproductiva del Promusida.

Kit de salud sexual y reproductiva del Promusida.

Para el médico, parte del escándalo que se desató tiene que ver con la foto que circuló masivamente, con un diseño con testículos: “Pueden incluirse para una lección de anatomía, pero la colocación del preservativo es en el falo”, explica.

Desde antes de la sanción de la ley de educación sexual integral (ESI), el Promusida daba charlas en escuelas sobre estos temas con docentes y psicólogos. “Teníamos un componente de educación muy fuerte, que se fue achicando porque este tema fue siendo absorbido por las escuelas. Pero en los centros de salud la educación sexual y el asesoramiento es cotidiano y permanente”, dice el coordinador del Promusida. Sobre este último punto cuenta que el año pasado no hubo preservativos provistos por Nación. Con la anterior gestión nacional también hubo retrasos en la distribución de anticonceptivos.

A nivel de centros de salud y atención primaria de la Municipalidad de Rosario la salud sexual y reproductiva es una prioridad, por eso tenemos una epidemia de VIH Sida en gran medida contenida, embarazos adolescentes que han bajado un poco y una bajísima tasa de complicaciones por abortos mal practicados”, señala Lavarello.

  • El programa municipal sostiene aún en pandemia un servicio de pruebas de VIH Sida y sífilis. Para obtener un turno, comunicarse al 4802189, de 8.30 a 16.30.
promusida

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario