Edición Impresa

Una placa con historia

El pasado lunes 6 de abril mi madre junto a una amiga se dirigió al cementerio El Salvador al panteón del Centro Asturiano a llevarle flores a mi abuelo fallecido hace ya 18 años. Al llegar al nicho número 0518 ubicado en el primer piso y propiedad de mi familia, visualiza que está cambiada la placa y que en lugar de mi abuelo se encuentra otra persona.

Martes 14 de Abril de 2009

El pasado lunes 6 de abril mi madre junto a una amiga se dirigió al cementerio El Salvador al panteón del Centro Asturiano a llevarle flores a mi abuelo fallecido hace ya 18 años. Al llegar al nicho número 0518 ubicado en el primer piso y propiedad de mi familia, visualiza que está cambiada la placa y que en lugar de mi abuelo se encuentra otra persona. Inmediatamente y en estado de shock se dirige a la persona que hace de encargada en el lugar en búsqueda de una respuesta. Le contesta no saber qué ha sucedido. Ante la insistencia de mi madre esta señora encargada del panteón retira de un cajón del escritorio un cuadernillo espiralado que hace de libro de entradas, al revisar en dicho libro se encuentran que el nombre de mi abuelo Juan Carlos Perretta fue borrado con corrector y en su lugar figura el nombre de Luis Lugarini. Ante semejante abuso mi madre solicitó una respuesta sobre qué habían hecho con el cadáver de mi abuelo, pero nadie supo contestar. Recorrió todo el cementerio y nadie contestó. Ante tal situación radicamos la denuncia pertinente ante la fiscalía de turno de los Tribunales de Rosario. Lo sucedido es una falta de respeto hacia mi familia y lo que es peor hacia la memoria de mi abuelo, ya que su eterno descanso no va a poder ser en paz. Es inadmisible que los titulares del Centro Asturiano comercialicen nichos ya ocupados sin importarles la familia del anterior propietario. Exijo justicia por la memoria de mi abuelo, persona de honor que todos recordamos por ser un hombre de bien, no quiero que esto quede impune como algo que le sucede a una equis persona de nuestra ciudad de Rosario. Que nadie más pase por esta incertidumbre que estamos atravesando en mi familia de no tener dónde llevarle una flor a un ser querido por la avaricia de un grupo de personas.

Vanesa Paola Perretta, DNI 28.314.349

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS