Edición Impresa

Un renovado gabinete italiano juró ante el presidente Napolitano

El flamante Ejecutivo debe aún pasar por la aprobación de las dos cámaras del Parlamento. Es el más joven de la historia reciente. Mientras asumían los ministros, en la calle un desempleado disparó seis tiros. Hirió a dos policías y a una embarazada.

Lunes 29 de Abril de 2013

El nuevo gobierno de Italia tomó posesión en una ceremonia que puso fin a más de dos meses de parálisis, pero que se vio ensombrecida por un ataque a tiros frente al palacio Chigi, sede del gobierno italiano. La ceremonia no se hacía allí, sino a 10 cuadras de distancia, en el palacio Quirinal, sede de la presidencia. Dos policías resultaron heridos, uno de ellos de extrema gravedad, cuando un hombre, un desocupado indignado con los políticos, disparó seis veces su pistola calibre 9 milímetros.

El atacante, un calabrés de 49 años sin antecedentes penales, fue detenido de inmediato y resultó levemente herido en la cabeza. Uno de sus disparos hirió en forma leve a una mujer embarazada que pasaba por el lugar. El tiroteo causó pánico en el centro de Roma e hizo que la policía evacuara los alrededores del Quirinal, donde el gabinete juraba ante el presidente Giorgio Napolitano.

La policía describió el incidente como un acto desesperado de un hombre desempleado que acababa de separarse de su mujer. Uno de agentes heridos se encuentra grave: recibió dos disparos en la garganta y tiene un importante daño en la médula espinal. El autor del ataque, Luigi Preiti, había retornado del norte italiano a su pueblo natal en Calabria luego de separarse de su esposa. Esta vive en el norteño Piemonte con el hijo de ambos, de 11 años. Preiti, desocupado, hacía trabajos ocasionales de albañilería y vivía con sus padres. No tenía antecedentes penales y los investigadores creen que no tenía cómplices. Al parecer se había arruinado con el juego luego de su separación.

Poco después, los ministros celebraron su primera reunión de gabinete. El gobierno, integrado por una gran coalición entre la centroizquierda, la centroderecha y los centristas del saliente primer ministro Mario Monti, tendrá que recibir ahora el apoyo tanto de Diputados como del Senado. La formación del nuevo gobierno pone punto final a la parálisis que vive Italia desde las elecciones de fines de febrero, en las que ningún partido logró una mayoría propia para gobernar.

El primer ministro Enrico Letta, de 46 años y del centroizquierdista Partido Democrático (PD), subrayó la "presencia récord" de mujeres en el gabinete. La edad promedio de los 21 nuevos ministros es de 53 años, muy por debajo de los recientes gobiernos italianos. Y siete son mujeres, entre ellas la primera ministra de un gobierno italiano nacida en Africa, Cécile Kyenge. Oftalmóloga nacida en la República Democrática del Congo, Kyenge será la nueva ministra de Integración. Anna Maria Cancellieri, ministra del Interior del gobierno saliente de Monti, fue nombrada titular de Justicia. Otros nombramientos destacados son los de la ex comisaria de la UE Emma Bonino al frente de Relaciones Exteriores y de Fabrizio Saccomanni, director general del Banco Central, como ministro de Economía. Saccomanni, de 70 años y el más veterano del gabinete, ha prometido recortar gastos e impuestos e introducir medidas para que Italia salga de la recesión.

La nueva administración está apoyada por el PD de Letta y el Pueblo de la Libertad (PdL) de Silvio Berlusconi, así como los centristas de Monti. Berlusconi no obtiene ningún puesto en el gabinete pero su influencia está garantizada por la presencia del secretario general de su partido, Angelino Alfano, como ministro del Interior y viceprimer ministro.

Alfano aseguró sobre el tiroteo que las investigaciones iniciales apuntan a que el sospechoso actuó solo e intentó suicidarse, pero el cargador de su pistola estaba ya vacío. "Fue un acto criminal trágico de un hombre desempleado", definió Alfano.

En tercios.En la oposición al nuevo gobierno quedarán el movimiento de protesta Movimiento Cinco Estrellas (M5S) del cómico Beppe Grillo, la derechista Liga Norte, el partido de izquierda radical Izquierda, Ecología y Libertad y otras pequeñas agrupaciones. El M5S, el PD y el PdL se repartieron cada uno en torno a un 25 por ciento de los votos, por lo que ninguno tenía mayoría propia para gobernar.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS