Edición Impresa

Un futbolista de las inferiores de Banfield fue baleado por ladrones

Pese a que le apuntaban con un arma de fuego, el futbolista tomó con calma el celular de su novia y su billetera y los arrojó hacia el interior de la vivienda con el fin de evitar que se los robaran.

Sábado 25 de Octubre de 2014

Un jugador de las divisiones inferiores del Club Atlético Banfield fue herido de al menos dos balazos por uno de los dos "motochorros" que lo asaltaron y que se enfurecieron porque el adolescente arrojó un teléfono celular hacia adentro de la casa de su novia en lugar de entregárselo a ellos, en la localidad bonaerense de Adrogué, informaron ayer fuentes judiciales y policiales.

El hecho ocurrió anteanoche alrededor de las 20, cuando Leonel Fariña, de 16 años, nacido en Mendoza y jugador de la séptima división del club, caminaba junto a su novia por el cruce de Frías y avenida Tomás Espora, en la mencionada localidad del partido de Almirante Brown.

Cuando los jóvenes llegaron a la vivienda de la chica y estaba abriendo la puerta, fueron sorprendidos por dos delincuentes a bordo de una moto, que subieron a la vereda y les ordenaron que les entregaran rápidamente los objetos de valor que llevaban.

Pese a que le apuntaban con un arma de fuego, el futbolista tomó con calma el celular de su novia y su billetera y los arrojó hacia el interior de la vivienda con el fin de evitar que se los robaran.

Enfurecido, el ladrón armado comenzó a insultar al muchacho y, antes de abandonar el lugar con su cómplice, le disparó tres veces y lo hirió en el dedo meñique de su mano izquierda y en una de sus piernas a la altura de la rodilla.

Los "motochorros" escaparon a toda velocidad sin concretar el robo y el joven cayó herido al suelo, donde fue socorrido por su novia y el padre de ésta, quien escuchó los disparos y salió alarmado para ver lo que había ocurrido.

Poco después llegaron al lugar efectivos de una comisaría cercana y una ambulancia que trasladó al adolescente al hospital Meléndez, de Adrogué.

Allí, los médicos de guardia constataron que el balazo que le impactó en la pierna le había quebrado la tibia y el proyectil había quedado alojado en la rodilla, por lo que, luego de estabilizarlo, lo derivaron a la clínica Espora, de Adrogué donde fue sometido a una primera intervención quirúrgica para reparar las heridas sufridas y quedó internado a la espera de una segunda operación a realizarse en los próximos días.

La policía no pudo detener a los ladrones. Poco antes del ataque al futbolista, los mismos malhechores habían asaltado a una vecina de la zona.

La mujer, quien se identificó como Sabrina, relató que los delincuentes le robaron el celular cuando caminaba junto a su pequeño hijo y que "un minuto después" escuchó "los tres disparos" del hecho del que fue víctima Fariña.

La causa quedó a cargo del fiscal 6 del Departamento Judicial Lomas de Zamora Ramiro Varangot, quien solicitó el análisis de las grabaciones de las cámaras de seguridad municipales en caso de que hayan podido captar algún elemento útil para la pesquisa.

"Leonel está fuera de peligro; por supuesto que está triste, preocupado", relató el presidente de Banfield, Eduardo Spinosa, en la puerta de la clínica Espora, tras visitar al adolescente. "Pudo salvar su vida y ahora hay que esperar a la recuperación, creo que salvó su vida de milagro", señaló.

Spinosa aseguró que el futbolista "es un chico bárbaro, que juega muy bien, es muy querido" en la residencia del club en la que convive con otros jugadores de las inferiores provenientes del interior del país. "Su familia está viniendo desde Mendoza para acompañarlo. Se va a recuperar rápido, él es muy valiente, así que pronto va a estar con sus compañeros", afirmó el dirigente.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario