Edición Impresa

Un cura cordobés se enamoró, dejó los hábitos y va a casarse

Un sacerdote cordobés de 38 años les anunció a sus feligreses, durante este fin de semana, que dejará sus hábitos porque se "enamoró" y desea ser padre y formar una familia. Se trata del cura Víctor Hugo Casas, quien oficiaba misas en tres localidades del este cordobés: Colonia Prosperidad, Saturnino María Laspiur y Las Varas.

Martes 07 de Abril de 2009

Un sacerdote cordobés de 38 años les anunció a sus feligreses, durante este fin de semana, que dejará sus hábitos porque se "enamoró" y desea ser padre y formar una familia.

  Se trata del cura Víctor Hugo Casas, quien oficiaba misas en tres localidades del este cordobés: Colonia Prosperidad, Saturnino María Laspiur y Las Varas.

  Casas, de 38 años, en cada una de las capillas relató ante sus feligreses su historia de amor y les anunció que era su última misa.

  Entre lágrimas, explicó que su amor "viene de hace mucho", al igual que la maduración de la decisión, pero no dio el nombre de su enamorada.

  Ayer volvió a dar la misa, a pedido de la comunidad y luego de analizar la situación con el Consejo Parroquial, ratificó que se iba, aunque admitió que no había avisado todavía a las autoridades eclesiásticas.

  Tras el oficio, se quitó los hábitos, los besó y los colocó sobre el altar, según indicó el diario La Voz del Interior. Según el relato de varios fieles, la gente tomó "bien la decisión del sacerdote". A tal punto que en algunos casos llegaron a aplaudir su anuncio, que se repitió en las tres iglesias donde oficiaba las misas.

  "No niego el celibato, pero también creo que la Iglesia debe crecer para que se pueda optar", dijo.

  No quiso dar detalles sobre la mujer de la que se enamoró, y dijo :"Hay cuestiones del corazón que no las podés parar. Tenemos que crecer en esto, la Iglesia necesita una apertura y tenemos que ser protagonistas de esta historia".

 

"Poder optar". "No niego que hay personas que puedan vivir su celibato, pero también creo que la Iglesia en esto tiene que crecer para que los sacerdotes puedan optar", destacó. Además, pidió que se trabaje para la inclusión de los que se sienten excluidos de la Iglesia.

  Ya en 2006 el sacerdote se había hecho conocido en la provincia al expresar en el púlpito el malestar que había causado en una parte de la población que el equipo de fútbol del pueblo, Unión Deportiva Laspiur, llevara en su camiseta el auspicio de la whiskería del pueblo.

  Jesús Ramallo, entonces presidente de ese club, indicó que el anuncio de Casas "sorprendió al pueblo, para muchos es inesperado" y precisó que, "después de lo que pasó con el fútbol, hubo gente que hizo conjeturas. Pero nunca me tomé la atribución de decir «esto es o no verdad»", señaló Ramallo. (DyN)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS