Edición Impresa

Terremoto en Italia: una mujer de 98 años sobrevivió entre los escombros

Fuertes réplicas volvieron a sacudir ayer el centro de Italia y obstaculizaron los esfuerzos de rescate, después de que el peor terremoto que ha afectado al país en tres décadas dejara el día previo al menos 335 muertos, cien desaparecidos, 1.500 heridos y a 17.000 de personas sin hogar.

Miércoles 08 de Abril de 2009

Fuertes réplicas volvieron a sacudir ayer el centro de Italia y obstaculizaron los esfuerzos de rescate, después de que el peor terremoto que ha afectado al país en tres décadas dejara el día previo al menos 335 muertos, cien desaparecidos, 1.500 heridos y a 17.000 de personas sin hogar. En medio de los temblores se conoció el rescate con vida de una anciana de 98 años y la muerte de una argentina junto a su hijita y su esposo, los dos italianos.

  María D’Antuono, de 98 años, encontrada viva después de 30 horas en Tempera, en la provincia de L’Aquila, se convirtió ayer en símbolo de esperanza para los socorristas y familiares de desaparecidos.

  La anciana fue hallada, en buen estado, en su cama, donde había quedado atrapada y rodeada por cascotes. "¿Cómo pasó las 30 horas?", le preguntaron los socorristas. "Tejiendo al crochet", respondió la mujer a poco de ser extraída de los escombros. De inmediato, y antes de ser trasladada a un campamento para desplazados, María pidió, coqueta, que la dejaran peinarse. "¡Déjenme peinar!", dijo tras comer unas galletitas y poco antes de salir de la carpa donde la atendían.

  Por otra parte, ayer se supo que una argentina de 38 años, su beba y su esposo, ambos de nacionalidad italiana, murieron en medio del sismo.

  Andrea Fabiana Pasamonti vivía junto a su familia en la localidad de Onna (a 12 kilómetros de L’Aquila), una de las más afectadas por el terremoto, y anteayer a la madrugada fue aplastada por los escombros.

  El cónsul argentino en Roma, Marcos Bretón, confirmó que, además de la mujer, fallecieron su hija de cinco meses y su marido, y precisó que la identidad de la víctima demoró en trascender porque tenía la doble nacionalidad.

 

 

Réplicas. La más fuerte de las réplicas desde anteayer, con una magnitud de 5,6 grados, dispersó a los equipos de emergencia y derrumbó edificios, incluidas partes de la basílica y la estación, mientras anochecía en la histórica ciudad medieval de L’Aquila que sufrió lo peor del desastre.

  El nuevo sismo ocurrió a las 15.42 (hora de Argentina) y el epicentro fue nuevamente en la región de los Abruzzos.

  Desde que se produjo el terremoto la mañana del lunes fueron rescatadas ya 150 personas. El terreno montañoso dificulta el trabajo de los rescatistas. También las más de 280 réplicas que se registraron, incluyendo una de 4,8 grados hacia el mediodía, que desataron el pánico entre la población.

 

 

Patrimonio devastado. Junto a la lista de víctimas también se amplió ayer la de los monumentos y edificios históricos que sufrieron daños en la zona. Prácticamente todas las localidades en torno a L’Aquila informaron acerca de palacios e iglesias destruidos en sus centros históricos.

  En la capital de la región de los Abruzzos se derrumbó una parte del ábside de la basílica de Santa Maria di Collemaggio, así como la cúpula de la iglesia Delle Anime Sante y la torre de la iglesia de San Bernardino.

  En el pueblo de San Stefano de Sessanio, considerado uno de los más bellos de Italia, cayó la torre medieval Medicea, emblema del lugar.l (DPA, Reuters y AP)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS