Edición Impresa

Sobre la figura de Isaac Newell

Hoy se cumple el 156 aniversario del natalicio de Isaac Newell. Quiero recordar sus últimos días, cuando don Isaac Newell pidió que el profesor de música del colegio tocara el violín para él.

Viernes 24 de Abril de 2009

Hoy se cumple el 156 aniversario del natalicio de Isaac Newell. Quiero recordar sus últimos días, cuando don Isaac Newell pidió que el profesor de música del colegio tocara el violín para él. La dulce melodía funcionaba a modo de abstracción de su sufrimiento y con total dignidad enfrentó su destino llevándose para sí la música que tanto le gustaba. Así don Isaac hizo el milagro, ese de pasar de ser un simple mortal a transformarse en eterno, a multiplicar su nombre por centenares, por miles. Es así que la bondad manifiesta en su persona, la honradez, su capacidad y su incansable voluntad quedaron grabadas en el libro de la vida por siempre. Indestructible es aquel que es capaz de sortear el paso del tiempo y vivir en la memoria colectiva, su legado no sabe de renunciamientos y permanecerá inalterable entre sus seguidores. El violín encantado transpiraba un ritmo emocionante, transportaba los pensamientos e hipnotizaba con sus vaivenes, casi como una canción de cuna. Después de ello ya no hubo más dolor, una lágrima rodó pero la pasión la evaporó, murió un hombre pero nació una leyenda, las notas armoniosas de la melodía traspasaron los muros y el olvido, como un rayo en la noche iluminó el firmamento y aquel gran gladiador nos entregó su nombre para que lo grabemos a fuego en nuestro corazón. El maestro Isaac ahora de la mano de su amada Ana Margarita nos guiaría desde el cielo a un futuro de gloria y de esperanza. Nos dio su nombre, nos entregó la sabiduría de su hijo y la pasión de sus alumnos, plantó las semillas y el tiempo nos hizo cosechar su siembra. Así, en cada uno de nosotros y de aquellos que ya no están, Isaac Newell encontró un campo fértil donde floreció el amor más grande, sincero e irrenunciable, el amor a Newell's.

Diego Colazo, diegotenob@hotmail.com

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario