Edición Impresa

Robaron la corona de la Virgen de la Carrodilla en Mendoza

Es una copia de la original y no tiene valor material. El cura párroco descubrió el hecho mientras recorría el templo con turistas

Domingo 17 de Noviembre de 2013

La parroquia mendocina Nuestra Señora de la Carrodilla fue víctima de la inseguridad, luego de que a la imagen de la Virgen, que descansa a más de dos metros de altura sobre un altar, le sustrajeran la corona. También robaron la corona del Niño Jesús que la Virgen sostiene en brazos.

La figura de la Virgen, que había sido traída de España a esa provincia cuyana en 1778, tenía algo extraño para el párroco del lugar, pero no se daba cuenta hasta que anteayer vio que le faltaba ese objeto.

Si bien se trata de una réplica realizada en alambre y strass, tiene un valor afectivo e histórico para la comunidad, ya que es la que portaba desde la década de 1970.

El párroco Antonio Mariangeli consideró, en declaraciones al diario UNO de Mendoza, que la desaparición de la corona tiene que haber sido el jueves pasado antes de las 16, porque había terminado de dar una misa y notó el faltante cuando acompañaba a unos turistas al altar mayor.

"Me quedé paralizado", reveló el cura, aunque sostuvo que disimuló ante los visitantes y luego sí radicó la denuncia en la comisaría 47ª de la capital mendocina.

Los efectivos llegaron al lugar y constataron que no se había forzado ninguna de las puertas, por lo que estiman que fueron al menos dos los ladrones, ya que uno ayudó al otro a subir al altar.

"Es algo que no podemos creer. Nos ha dado mucha tristeza, porque han provocado un daño", comentó angustiada Margarita, la secretaria de la parroquia Nuestra Señora de la Carrodilla.

La corona original, de oro, sólo se utiliza para los actos oficiales de Vendimia, cuando lleva custodia, y queda guardada el resto del año.

El gobierno provincial había encargado a una joyería realizar una réplica en bronce de la corona, pero también la robaron en la década de 1970. Fue entonces cuando se confeccionó una más sencilla aún, la que tenía hasta el jueves: de alambre, ornamentada con perlas y piedras de fantasía.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS