Edición Impresa

Registran a inmobiliarias para que den a conocer las ofertas de viviendas

Las empresas integrarán por sorteo un sistema nacional en el que se asentarán las unidades que cumplen con los requisitos del programa. Lo afirmó el titular de la Ansés, Diego Bossio.

Viernes 29 de Noviembre de 2013

El gobierno implementará un registro de corredores inmobiliarios de alcance nacional, a través del cual las familias sorteadas en el programa Procrear podrán encontrar en internet la oferta existente sobre viviendas y terrenos disponibles que cumplan con los requisitos y condiciones que establece el plan, de manera de evitar maniobras especulativas con los precios.

El titular de la Ansés, Diego Bossio, y la subsecretaria de Coordinación Económica y Mejora de la Competitividad, Mariana González, encabezaron ayer un encuentro en la sede del Banco Hipotecario, en la que participaron representantes de 250 inmobiliarias interesadas en comercializar viviendas a estrenar y terrenos para construir en el marco de ese programa.

Bossio subrayó que "hacía muchos años" que la Argentina no tenía una oferta de vivienda para sectores medios y que con el programa Procrear el Estado se convirtió en el "principal desarrollador" con conocimiento de los costos.

En ese marco, el titular de la Ansés advirtió que desde el gobierno "no permitiremos la especulación inmobiliaria".

Bossio y González dieron a conocer las condiciones y requisitos del programa en relación con dos nuevas líneas de crédito de las seis existentes, que están relacionadas con viviendas a estrenar y compra de terreno y construcción.

Allí se invitó a los corredores inmobiliarios a inscribirse en un registro de comercializadores de alcance nacional, a través del cual las familias sorteadas podrán encontrar on line datos de los comercializadores que indicaron tener a la venta viviendas y terrenos que cumplen con requisitos y condiciones que establece el programa.

Los corredores inmobiliarios presentes en la reunión manifestaron sus inquietudes respecto a la coordinación de los tiempos que demanda el final de obras de una vivienda y la escrituración exigida para otorgar un crédito hipotecario.

El Programa de Créditos para la Vivienda Unica Familiar es sustentado por el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la Ansés y es administrado por el Banco Hipotecario que actúa de fiduciario.

Bossio dijo que el objetivo del encuentro era "facilitarle a las familias que habían salido sorteadas el acceso a la oferta disponible" de viviendas a estrenar y terrenos para construcción.

Se trata de 20.000 familias para el caso de viviendas a estrenar y 60.000 familias para la compra de terreno y posterior construcción.

"Queremos dinamizar la actividad económica y la actividad de la construcción, que es gran generadora de empleo", resaltó Bossio al referirse a la construcción de nuevas viviendas que generaron un tercio del crecimiento de los despachos de cemento en el último año.

"Nuestro objetivo es dar 100.000 viviendas por año durante cuatro años", subrayó.

Control. Indicó que los comercializadores de viviendas y terrenos deberán "verificar que la oferta con que cuentan) cumpla los requisitos del programa, completar los formularios del registro, imprimir los términos y mandarlos al Banco Hipotecario.

Recordó que las familias tipo que solicitan créditos Procrear tienen titulares de alrededor de 35 años de edad, con un hijo, ingresos por 9.750 pesos mensuales y pagan una cuota mensual de alquiler de 2.300 pesos.

Dijo que como los planos de vivienda y las aprobaciones demandan gastos cercanos a los 15.000 pesos, se están ofreciendo nuevos planos para reducir los requisitos que demanda la construcción.

"Los lotes a vender deben contar con luz y ser accesibles, emplazados en zona urbana o semiurbana, sobre calles, con baja probabilidad de inundación y un valor máximo de 150.000 pesos", detalló Bossio.

Recordó que las viviendas a estrenar que pueden o ofrecer las inmobiliares deben tener una superficie máxima de 100 metros cuadrados, un valor máximo de 850.000 pesos, con la construcción iniciada a partir de mediados del 2011 y que se debe tratar de una "primera escritura".

Por su parte, González celebró la cantidad de personas que se inscriben en los sorteos y recordó que la financiación de las viviendas a estrenar será del 80 por ciento, pagaderos en plazo de 20 y 30 años a tasas de interés que van del 2,5 por ciento al 12 por ciento.

Luego de terminada la exposición de los funcionarios y ante las inquietudes de los corredores inmobiliarios, Bossio dijo que "vamos a coordinar los tiempos (de la construcción inmobiliaria) con los de la escritura. Si vemos que no hay oferta suficiente bajaremos el plazo de inicio de las obras", explicó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS