Edición Impresa

Plan integral de salud para las FFAA

El objetivo es que los 15 hospitales militares del país comiencen a trabajar en red. Ya se unificó la obra social. El Ministerio de Defensa impulsa cambios de fondo.

Miércoles 15 de Octubre de 2014

Por primera vez las Fuerzas Armadas de la Argentina avanzan en un plan integral de salud que incluye el trabajo en red de los quince hospitales militares que existen en el país y el desarrollo de acciones para mejorar y facilitar el acceso a la salud de los afiliados del Instituto de Obra Social de las Fuerzas Armadas (Iosfa).

Al frente de esta transformación está el médico Mario Perichón, coordinador de Salud de las Fuerzas Armadas en el Ministerio de Defensa, que conduce el rosarino Agustín Rossi. Como parte de estas acciones la semana que viene se desarrollarán en Buenos Aires las Jornadas de Sanidad Militar y Sociedad. Durante tres días, prestigiosos profesionales del exterior y referentes de la Argentina se darán cita para intercambiar experiencias en el área. El abordaje territorial de las emergencias, tareas en red entre centros de atención, enfermedades vectoriales, políticas de género y salud, enfermedades no transmisibles, serán algunos de los ejes del encuentro.

"Es la primera vez que programamos una actividad como esta, de tantos días y con expositores extranjeros. Nos van a acompañar, por ejemplo, el coronel Francisco Martínez Quintela, un profesional de la medicina que dirige los servicios médicos de la Jefatura de Logística de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba; Joi Luiz de Jesús, a cargo de la producción pública de medicamentos en Brasil y el director de la Escuela de Sanidad Militar de Uruguay", comentó Perichón.

"La temática es muy variada y se abordarán aspectos centrales vinculados a la salud y las Fuerzas Armadas. Habrá lugar para los temas estrictamente médicos y científicos pero también para lo psicológico", agregó. De hecho, dos de las ponencias se referirán al manejo de las adicciones y la violencia intrafamiliar.

Perichón mencionó que a partir de la unificación de la obra social del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea en una sola institución, hecho que se concretó hace más de un año, "avanzamos en cuestiones centrales y fuimos potenciando los recursos, tanto humanos como tecnológicos". El siguiente paso, en el que ya se está trabajando, "es lograr funcionar en red entre todos los hospitales militares que a su vez forman parte de la Red Nacional de Hospitales Públicos".

El médico resaltó que la Universidad Nacional de Rosario (UNR) participa en forma activa de este plan. "Junto a equipos técnicos de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNR avanzamos en un programa de evaluación y recategorización de hospitales militares que están distribuidos en 11 provincias", destacó el coordinador de Salud de las Fuerzas Armadas.

Elevar la capacidad operativa de cada centro y optimizar el uso de la alta complejidad están entre los principales objetivos de esta gestión. "La principal tarea de estos hospitales es brindarle atención al personal militar, pero estamos pensando en abrir algunos de esos hospitales a la sociedad civil y ya hay planes para hacerlo en forma conjunta con Pami. Lo estamos evaluando en detalle", dijo.

Es la primera vez que se avanza en un plan de estas características, articulando fortalezas y debilidades para mejorar la atención. Esto incluye también a los centros de atención primaria que se encuentran en los barrios militares. Perichón destacó la colaboración del personal de salud, "que viene haciendo un enorme esfuerzo para conseguir estos objetivos".

"Este año los directores de los 15 hospitales se reunieron con el ministro Rossi en un encuentro sin precedentes en el que se evaluó la situación actual y se fijaron metas muy ambiciosas pero posibles de ejecutar con planificación y esfuerzo. Fue muy productivo", apuntó.

También recordó que está previsto que este año se termine de reactualizar el hospital militar de Río Gallegos, "una obra a la que se le puso mucho empeño y que va a ser motivo de orgullo sin dudas".

Respecto a las funciones de cada uno de los centros de atención, las diferencias son claras. "Los tres de Capital Federal tienen alta complejidad. Otros se han ido creando con fines específicos, como el de la frontera con Brasil, en Misiones o el Hospital Naval de Ushuaia, que han surgido alrededor de diferentes conflictos o situaciones que el país ha vivido", precisó Perichón.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario