Edición Impresa

Mueren doce personas por monóxido de carbono en un pequeño pueblo jujeño

Nadie sobrevivió en una vivienda ubicada entre las montañas, a 160 kilómetros al este de la Quebrada de Humahuaca. Cuatro de los intoxicados tenían entre cuatro y 10 años.

Sábado 14 de Diciembre de 2013

Doce personas murieron, entre ellas cuatro niños, durante un festejo privado por inhalar monóxido de carbono en una vivienda de adobe de Caspalá, un pueblo de 600 habitantes, en las yungas jujeñas, y fueron halladas muchas horas después por un vecino, informaron autoridades locales.

Caspalá —localidad del departamento de Valle Grande— está a 160 kilómetros al este de la Quebrada de Humahuaca, a 3.000 metros sobre el nivel del mar y es de difícil accesibilidad.

"Las doce personas se quedaron dormidas y murieron por inhalar el monóxido de carbono que desprendió un grupo electrógeno, sistema que se usa para tener luz cuando a las 23 horas se corta el suministro en el pueblo", dijo Rodolfo Coronel, actual comisionado municipal.

Según el relato del funcionario, que ayer se encontraba en Humahuaca al frente del operativo de traslado de los cuerpos para someterlos a autopsias, "el deceso ocurrió porque el grupo electrógeno estaba en el interior de la vivienda".

Coronel estimó que "estas familias cometieron el error de entrar el grupo electrógeno en la casa. En Caspalá, la mayoría de las viviendas son de adobe, muy herméticas; y seguramente no hubo ventilación suficiente para evitar la intoxicación".

Las víctimas mayores de edad fueron identificadas como Santos Montoya, Daniela Colque, Marta Cruz, Antonia Báez, Hugo Ricardo Quipildor, Roxana Báez, Carlos Zapana y Pastor Mamani.

En tanto, los nombres de los niños son: Camila Ibáñez, Adriana Montoya, Araceli Montoya y Nadia Cruz, informó a Télam la oficial ayudante Gloria Mamaní. Tenían entre cuatro y 10 años.

"Son familias de jornaleros y algunos empleados municipales, criados en el campo. Entre ellos había una familia entera", lamentó Coronel.

Según algunos testimonios, la familia hizo un festejo que se extendió hasta las primeras horas del jueves, y los cuerpos fueron hallados varias horas después, alrededor de las 15, por un vecino que llegó a la vivienda y al entrar se encontró con el dramático escenario.

Una vez conocida la tragedia, desde Humahuaca partió una comisión integrada por trabajadores municipales, policiales y personal médico rumbo a la localidad de Caspalá.

El secretario de Gobierno de Humahuaca, Armando Morales, informó que la misión era trasladar en camión municipal los restos para iniciar cuanto ante las autopsias ordenadas por la justicia.

En concordancia con esa decisión el director del Hospital de Humahuaca "Manuel Belgrano", José Alejandro Alvarez, dispuso acondicionar una sala para realizar los exámenes.

Por el hecho, el gobernador provincial, Eduardo Fellner, envió un mensaje de "condolencias y acompañamiento" y manifestó que desde la gobernación estaban "a disposición para ayudar en todo lo que necesitara el pueblo de Caspalá en tan difícil momento".

La causa es investigada por el fiscal de Investigación Nº11, José Alfredo Blanco, de la jurisdicción de San Pedro de Jujuy.

La tragedia estremeció a todo Jujuy. El pueblito donde ocurrió está en un pequeño valle rodeado por cerros, dentro del perímetro de la reserva de biosfera de las yungas. A los turistas que llegan en general les sorprenden algunas costumbres y el muy particular colorido de la vestimenta de las mujeres.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS