Edición Impresa

Mis respetos, Raúl Alfonsín

Yo tenía 13 años en el 83, días raros, días en los cuales se hablaba mucho de algo, algo que se llamaba democracia. Escuela técnica y a su salida, ahí nomás en el Monumento, un final de campaña. Curiosidad o rebeldía adolescente me llevó a conocer a la persona la cual ella sola nos daba la ilusión de volver a soñar.

Lunes 06 de Abril de 2009

Yo tenía 13 años en el 83, días raros, días en los cuales se hablaba mucho de algo, algo que se llamaba democracia. Escuela técnica y a su salida, ahí nomás en el Monumento, un final de campaña. Curiosidad o rebeldía adolescente me llevó a conocer a la persona la cual ella sola nos daba la ilusión de volver a soñar. A creer que se podía vivir en libertad, sabiendo escuchar y ser escuchado. Aún resuena en mis oídos "¡y siga, siga el baile, al compás del tamboril, que ya somos el gobierno, el gobierno de Alfonsín!". Soy un agradecido a la vida y le agradezco al doctor Raúl Alfonsín su tarea realizada, en época en la cual quizás ni siquiera él sabía si al otro día podría volver a su cargo. Su capacidad de comunicar ideas, de transmitirlas en un discurso fue y será única. Y su gran legado es que se puede ser político y honesto. Por esto, descanse en paz.

Pablo Gabriel Giménez,

pablogabriel@arnet.com.ar

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS