Edición Impresa

Matan de una puñalada a un obrero frigorífico

El operario alcanzó a dar un escopetazo a su agresor, que ahora está internado, y murió. Fue un duelo tras una pelea en una cancha de bochas.

Martes 30 de Abril de 2013

El domingo a la noche dos hombres se trenzaron en una pelea en la zona ribereña de Villa Gobernador Gálvez. Uno era un operario de un frigorífico de esa ciudad. El otro es un pescador. En medio de la disputa, el primero recibió una cuchillada mortal, pero antes de derrumbarse su rival alcanzó a dispararle un escopetazo en una pierna. El herido quedó internado en calidad de detenido.

Claudio Ramón Gadale tenía 41 años y trabajaba en el frigorífico Sugarosa de Villa Gobernador Gálvez. Una puñalada que le asestó su rival, José Luis V., de 31 años, le atravesó el tórax. Malherido se desplomó. Un rato después, una ambulancia lo llevó al Hospital Gamen, pero su vida se apagó a poco de llegar al centro asistencial.

La gresca ocurrió a las 21.30 del domingo. A esa hora, los dos hombres se cruzaron en Maipú y avenida de la Ribera, en la zona costera detrás del frigorífico Swift. La avenida es un sendero de tierra que se inicia en General Lavalle y recorre un largo trayecto bordeado por el Paraná. El paisaje se completa con casillas de chapa, viviendas de material y puestos de venta de pescado.

Malos vecinos. Gadale y José Luis V. eran vecinos. El operario del frigorífico ocupaba una casa en La Ribera y Lavalle. El hombre detenido vivía en Centenario y Maipú.

El domingo a la tarde compartieron un partido de bochas en la barriada y durante el juego se enfrascaron en una discusión. Al parecer, cambiaron golpes de puño y se marcharon.

Pero el pleito estuvo lejos de resolverse. Los dos contrincantes volvieron a encontrarse algunas horas después, pero armados. Gadale, según una fuente policial, tenía una escopeta. Y su rival portaba un cuchillo.

Se batieron en un duelo informal y la peor parte la llevó Gadale. José Luis V. le asestó un puntazo mortal. Agonizante, el operario alcanzó a disparar su escopeta y una perdigonada le atravesó la pierna derecha a su rival.

Familiares de José Luis V. lo llevaron al Hospital Provincial donde ayer los médicos se aprestaban a operarlo. Su vida no corre peligro. Quedó internado en calidad de detenido por disposición del juez de Instrucción Juan Andrés Donnola.

En el barrio donde ocurrió el crimen dijeron que no sabían de lo ocurrido. "No lo mataron acá. Fue en el fondo", comentaron a LaCapital dos muchachos parados a pocos metros de la orilla del río Paraná.

Los investigadores establecieron que al enfrentarse los dos hombres estaban "alcoholizados".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS