Edición Impresa

Mañana se estrena en Rosario la película "Villa", de Ezio Massa

El director aborda la historia de tres adolescentes que viven en la villa 21, de Buenos Aires, que, dijo, "crece día a día". "Tenés que conocer muy bien ese lugar para saber cómo mostrarlo".

Miércoles 17 de Abril de 2013

A casi cinco años de su rodaje y luego de numerosos traspiés a la hora de su exhibición, se estrena "Villa", una película en la que el cineasta formoseño Ezio Massa cuenta una historia que tiene lugar en la Villa 21, en 2002.

En la historia, Freddy, Cuzquito y Lupín, tres pibes de la Villa 21, miran el partido de apertura del Mundial a través de la vidriera de una pizzería en Retiro, mientras se escucha el bullicio de los concurrentes y curiosos.

Después de ser echados del lugar, los tres amigos hacen una promesa: verán el primer partido de la Selección Argentina en un televisor color a cualquier precio y así sale cada uno a vivir su propia aventura, arriesgándose en el intento de concretar su deseo.

Massa, que estudió cine en Estados Unidos, explicó: "«Villa» es mi tercera gran experiencia en el cine, pero desde que la hice tuve unas cuantas satisfacciones en diferentes muestras internacionales donde participó y al mismo tiempo tropiezos para poder estrenarla más o menos como quería", explicó.

"A finales de 2001 mi viejo nos mandaba a mí y a mis hermanas encomiendas que llegaban a Retiro, que yo iba a buscar, y así fui conociendo la villa 31, a sus personajes e historias. Eran tiempos de crisis, del «que se vayan todos» y muchos pensaban que se iba a dar un cambio", recordó.

"De tanto recorrer la feria de Retiro, un día me metí en un barcito y me puse a escribir y lo que yo vi en ese lugar era de alguna forma parecido a lo que vivían algunos de mis amigos de barrios carenciados de mi provincia", dijo.

"Muchos no entendían mi postura de aquel entonces, pero yo quería que Argentina fuera eliminada de ese Mundial, porque de hecho el fútbol es el opio, el catalizador de los pueblos, y Argentina entonces debía estar más lúcida que nunca frente a tanta crisis política y social", recuerda Massa.

En medio de la charla aparecen los nombres de viejos amigos de Massa, como los cineastas Alejandro Agresti, Daniel de la Vega y José Celestino Campusano, así como el del recordado actor Carlos Roffe, con quien incluso escribió el borrador de un guión que piensa algún día rodar.

Un mundo conocido. Los principales personajes de "Villa" fueron elegidos de ese universo: Julio Zarza, que es Freddy, y Jonathan Rodríguez que interpreta al peruano Cuzquito, quien pocos días antes del rodaje perdió a su padre en un tiroteo en la misma villa.

También participa Fernando Roa, que es Lupín, y al que ya se lo conocía por sus anteriores apariciones en "El Polaquito", "El resultado del amor" y "La demolición", así como Flora Bloise, que encarna a una abuela vecina, y Adrián Spinelli, como el Padre Tito, inspirado en el auténtico Padre Pepe, sostén religioso de la Villa 21.

Si bien Massa se inspiró en la villa que está en Retiro, ambientó su relato en la 21, del otro lado de la ciudad, en Barracas, la que comienza en el cruce de las calles Iriarte y Luna, y se divide en Tierra Amarilla, El Fondo, Zavaleta y Alvarado y termina en las vías cercanas a la Estación Buenos Aires del ferrocarril, frente al estadio de Huracán.

"Es una villa que crece día a día y ya debe estar cerca de los cien mil habitantes", explicó Massa, preocupado porque en todos los años que pasó desde que rodó el filme, la población creció notablemente.

"Noventa mil laburantes y diez mil delincuentes... estos últimos son casi un ejército", reflexionó Massa quien piensa volver a filmar alguna de sus próximas historias en ese lugar, que supo reflejar en forma tan realista, sin maquillaje o regodeo en la miseria en "Villa".

"¿Cómo se logra ese realismo sin manoseo? Sintiéndote como ellos, y si los discriminan que vos sientas lo mismo que ellos. Es una zona de guerra que empieza en Iriarte y Luna, más allá con la iglesia de Caacupé, y un poco más allá todavía las cocinas de paco, un diez por ciento dedicado a eso y otros delitos", explica.

"Esos dos grupos, el de los laburantes y el de los delincuentes son distintos por completo, y están de alguna manera en una permanente tensa calma, que puede desembocar en guerra. Tenés que conocer muy bien ese lugar para saber cómo tenés que mostrarlo", completó la idea.

"Y esos que laburan son muy discriminados fuera de la villa y ni siquiera pueden dar su dirección cuando buscan trabajo porque cuando se enteran de que son de esa zona, por mejor apariencia que tengan, son discriminados y las cosas se complican más y más", agregó.

En la actualidad Massa tiene varios proyectos, entre ellos el largometraje de terror "2 de noviembre" y el thriller de humor negro "Rehén TV", así como una comedia corrosiva ambientada en un pueblo de gente de la "tercera edad" llamado "A espaldas de Dios".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS