Edición Impresa

Los Zetas se debilitan como nunca en México con la captura de su líder "Z-40"

El capo Miguel Angel Treviño Morales fue detenido esta semana cerca de la frontera con Estados Unidos. Es el golpe más importante que dio el gobierno de Enríque Peña Nieto.

Miércoles 17 de Julio de 2013

La captura del capo Miguel Angel Treviño Morales, alias "Z-40", marca el debilitamiento de este cártel que se destacó por su crueldad contra rivales y otras víctimas como los inmigrantes en la época más sangrienta del narcotrafico en México.

La espectacular detención del máximo líder del cártel Los Zetas es una nueva prueba de que las autoridades mexicanas están comenzando a ganar una prolongada lucha contra un grupo que más ha hecho por mancillar la reputación del país con su brutalidad.

Treviño Morales fue aprehendido en la madrugada del lunes por la Marina mexicana cerca de Nuevo Laredo, fronteriza con Estados Unidos, en el golpe más importante contra el narcotráfico dado por el gobierno de Enrique Peña Nieto, que asumió el poder en diciembre de 2012 con el compromiso de frenar la ola de violencia que causó más de 70.000 muertos desde 2005.

"Z-40", uno de los hombres más buscados por México y Estados Unidos, había tomado las riendas de la organización tras la caída de su jefe Heriberto Lazcano "El Lazca", quien fue abatido por la Marina en octubre de 2012 aunque su cadáver fue robado después por un comando armado.

El descabezamiento de Los Zetas plantea dos escenarios. "El positivo es que se va debilitando la organización y el negativo es que puede haber una guerra entre los subordinados y puede tener mucha violencia", dijo Raúl Benítez Manaut, experto en seguridad nacional de la pública Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Después de su gran victoria contra el crimen organizado, el presidente Peña Nieto guardó silencio al igual que sus ministros y los jefes de las fuerzas armadas, máximas responsables de la seguridad pública.

Treinta horas después del arresto del "despiadado" líder, como lo calificó la DEA, ninguno de los máximos funcionarios del gobierno comentaron la noticia; ni en discursos inmediatos de júbilo ni reacciones en Twitter.

Analistas coinciden en que el más probable sucesor del Z-40 sería su hermano menor, Omar Treviño, alias "Z-42", pero está por verse si es capaz de obtener suficiente fuerza dentro de la organización, señaló la consultoría de inteligencia estadounidense Stratfor.

"Omar podría tomar el poder relativamente rápido. O alguien de los Zetas podría ver esto como una oportunidad para una lucha interna", consideró Sylvia Longmire, ex agente de la Fuerza Aérea de Estados Unidos y autora del libro "Cártel: la invasión que viene de la guerra del narcotráfico de México".

Según expertos, la violencia podría incrementarse por pugnas internas en los al menos ocho estados mexicanos que controla este grupo criminal, que se extienden por toda la costa este del país hasta regiones fronterizas de Guatemala.

Pero también podrían estar al acecho de venganza otros carteles con quienes Los Zetas han disputado palmo a palmo su expansión a zonas del centro y oeste de México, como son los antiguos aliados del cártel del Golfo, los Caballeros Templarios o el cártel de Sinaloa que lidera el capo más buscado, Joaquín "El Chapo" Guzmán.

Olerán sangre. Longmire señala que la pérdida de Treviño no afecta las operaciones cotidianas de Los Zetas, que operan como franquicias en un sistema en el que cada célula local supervisa su propio territorio, pero coincide en que los grupos rivales "podrían oler la sangre".

"El Chapo" Guzmán, el mayor rival de Los Zetas, "podría decir que esto es perfecto, un momento oportuno para golpear ante una falta de liderazgo", apuntó la estadounidense.

El gobierno mexicano, que pretende aplicar una estrategia de seguridad diferente al combate frontal militar de Calderón, no ha apuntado quién podría relevar a Treviño aunque ha recalcado que se encuentra "en alerta" para poder reaccionar ante un eventual repunte de la violencia.

Treviño no formó parte de los militares de élite mexicanos que fundaron Los Zetas al ser reclutados a finales de la década de 1990 como guardia personal de Osiel Cárdenas, el entonces líder del cártel del Golfo, grupo del que Los Zetas se independizaron hacia 2010.

No obstante, su extrema crueldad encajó pronto con la que ejercían Los Zetas, grupo sanguinario que decapitaba y desmembraba a sus víctimas, dejadas en lugares públicos para sembrar el terror.

También se les atribuye la comisión de una gran cantidad de delitos como el secuestro y asesinato de migrantes centroamericanos, entre ellos la matanza de 72 indocumentados en un rancho de Tamaulipas.

De acuerdo con Gerardo Rodríguez, consultor privado de seguridad, la información de inteligencia para la captura de Treviño pudo venir de su propia organización o de las agencias de inteligencia de Estados Unidos.

El vocero de seguridad del gobierno, Eduardo Sánchez, no aclaró si contaron con ayuda de Estados Unidos para la detención del criminal. Pero no debe dejar de mencionarse que los secretarios de Defensa y de la Marina mexicanos viajaron esta semana a los Estados Unidos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS