Edición Impresa

La tragedia de Once, con 51 muertos, fue el tercer accidente de tren más grave

Viernes 14 de Junio de 2013

El accidente ferroviario de Once de 2012, comúnmente llamado tragedia de Once por los medios de comunicación, fue un siniestro ocurrido el miércoles 22 de febrero de 2012 a las 8:33, cuando el tren Nº 3772, identificado con la chapa 16, que se encontraba llegando a la plataforma número 2 de la Estación Once de Setiembre (Once), no logró detener su marcha y colisionó con los sistemas de paragolpes de contención de la estación.

La formación, de ocho coches, transportaba en plena hora pico a más de 1200 pasajeros a bordo. Fallecieron 51 personas y 703 resultaron heridas.

Es el tercer accidente ferroviario más grave de la Argentina, después del ocurrido en 1970 en Benavídez, donde murieron 236 personas, y el ocurrido en la localidad de Sa Pereira en 1978, que causó 55 muertos.

Tras los hechos, sectores políticos y gremiales acusaron a la Secretaría de Transporte de la Nación y a la C.N.R.T. (Comisión Nacional de Regulación del Transporte) por la falta de control y el mal estado de los trenes a cargo de TBA.

Por su parte, la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, decretó 48 horas de duelo nacional; asimismo lo hizo el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, que lo decretó en la ciudad; Daniel Scioli, gobernador de Buenos Aires, lo hizo en provincia. En estos casos, se suspendieron las celebraciones de Carnaval programadas para esos días en Buenos Aires y el país.

De acuerdo a los datos, la formación salió de Moreno y transportaba 1200 personas. Ingresó a la estación desacelerando, pero 40 metros antes de llegar, a una velocidad de 20 kilómetros por hora, dejó de frenar y chocó con los sistemas de paragolpes de contención del andén 2.

Durante el accidente los primeros tres coches se aplastaron, ocasionando los heridos más graves. Según la BBC "uno de los coches se introdujo seis metros dentro del próximo". Muchos pasajeros informaron haber oído el aplastamiento a modo de una gran explosión que ocasionó la rotura todos los vidrios.

El siniestro ocurrió en el primer día laboral de la semana luego de los feriados por el Carnaval, y fue en pleno horario pico, por lo cual los coches de pasajeros estaban atestados de personas, que en su mayoría eran trabajadores rumbo a sus empleos. La totalidad de las víctimas fatales se encontraban en el primer y segundo vagón.

El impacto causó 51 víctimas fatales, de las cuales tres eran niños (más un nonato, de una mujer embarazada) y 703 heridos de distintas gravedades, de los cuales 200 fueron trasladados a 13 hospitales de la ciudad de Buenos Aires, y algunos fueron internados en la provincia.

A 12 horas de ocurrido el accidente, no existía una lista oficial de personas fallecidas, ya que no se había identificado aún a todos los cuerpos. Entre el saldo de víctimas totales se encuentra un mayor número de mujeres que de varones y mucha gente joven.

El Secretario de Transporte explicó que la totalidad de las víctimas fatales se centraron en los dos coches más afectados porque eran los que más pasajeros llevaban con respecto a los demás, ya que es muy frecuente ver en trenes y subtes que viajar en los primeros coches es una ventaja para ganar tiempo y acceder con más facilidad y rapidez a otros medios de transporte.

Con una demora de tres días luego del accidente se encontró a la víctima fatal número 51, que se trataba de Lucas Menghini Rey, de 20 años de edad. La noticia provocó disturbios en la estación.

El conductor del tren, con el esfuerzo de muchas personas, fue rescatado vivo y trasladado en ambulancia, con heridas en las piernas.

Las investigaciones demostraron que fallaron los frenos y que el accidente no se debió a un error del maquinista.

Numerosos usuarios y dirigentes sindicales y políticos se quejan del deficiente estado del Ferrocarril Sarmiento, en particular, y de los trenes argentinos, en general.

Desde su privatización en 1995, esta línea estuvo bajo el control de la empresa Trenes de Buenos Aires y recibía subsidios del Estado nacional. Ya no los recibe, debido a que el gobierno nacional le quitó la concesión.

A principios de este mes, la Sala II de la Cámara Federal revocó la falta de mérito del empresario Mario Cirigliano, y lo procesó como responsable de la tragedia ferroviaria de Once. La Cámara recordó que el 11 de enero pasado avaló el procesamiento de Mario Cirigliano, cuando hizo lo propio con su hermano Claudio Sergio; y los ex secretarios de Transporte Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi.

Compraron 300 vagones chinos

El ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, firmó el mes pasado la compra a la empresa china SCR de 300 nuevos coches de trenes para la línea Roca por un monto de 327 millones de pesos. "Los 300 coches nuevos serán destinados a la renovación completa de los trenes de la Línea Roca", explicó el funcionario. El reemplazo de los vagones se comenzará a llevar a cabo a partir "de junio a diciembre de 2014", informó Randazzo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario