Edición Impresa

Hallan 348 kilos de marihuana en una camioneta despistada en Ibarlucea

A las 4 de la mañana de ayer los perros de la chacra de Héctor y Raquel ladraron enloquecidos en la entrada de un campo donde convergen Ibarlucea, Ricardone y Capitán Bermúdez. Cuando...

Viernes 19 de Abril de 2013

A las 4 de la mañana de ayer los perros de la chacra de Héctor y Raquel ladraron enloquecidos en la entrada de un campo donde convergen Ibarlucea, Ricardone y Capitán Bermúdez. Cuando la familia se levantó tres horas más tarde, a unos 300 metros de su casa, en el terreno vecino trillado por la cosecha de soja, vieron estacionada una flamante camioneta 4x4 Ford Ranger Forcam gris. La familia se comunicó con la policía y al llegar los vigilantes al campo se toparon con que en la caja de la 4x4 había once bolsas con ladrillos de marihuana. En total fueron 392 panes con un peso total de 348,322 kilos.

La Ford Ranger Forcam tenía un fuerte golpe sobre el lado derecho del capó, fruto de haberse estrellado contra la tranquera que da ingreso al campo de 50 hectáreas. La principal hipótesis de la pesquisa es que la 4x4 cuenta con un sistema que corta la circulación de combustible ante un desperfecto de proporciones. Y por eso la chata quedó varada allí. Los panes de marihuana estaban en bolsas para semillas de una firma de la localidad bonaerense de Pergamino. El uso y la costumbre indican que cuando se descarga marihuana desde una avioneta proveniente de Paraguay los ladrillos vienen en bolsas o cajas de firmas guaraníes.

¿Esto descarta la posibilidad de que una avioneta haya bajado en una pista clandestina? No. Pero reduce la posibilidad de que ese cargamento haya sido bajado en el campo. Algo que, si bien los vecinos no dieron cuenta ayer, suele suceder en los campos que circundan el gran Rosario. ¿Por qué la camioneta fue a parar a ese campo? Esa pregunta no tenía una respuesta oficial ayer. La camioneta circuló por uno de los caminos de la zona rural de Ibarlucea en medio de la oscuridad como buscando una coordenada.

Al repasar el camino, polvoriento y zigzagueante, a unos 2500 metros del arco de ingreso a Ibarlucea, pudo observarse que la 4x4 se pasó unos 30 metros de la tranquera. El conductor retrocedió y se posicionó frente al ingreso al campo y embistió la tranquera. Ahí se produjo el golpe que quedó grabado en la chapa del capó. Otra posibilidad, en el plano de las conjeturas, es que a la Ford Ranger la persiguieran.

En una chacra. Héctor y Raquel compraron su chacra en 1994 y se instalaron a vivir ahí con sus hijos, sus perros y una variada selección de animales de granja. El campito tiene su ingreso por el camino conocido como el "del relleno sanitario de Ricardone".

"Nosotros nos fuimos a dormir entre las 21 y las 22 como todas las noches. A eso de las 4 de la mañana los perros empezaron a ladrar. Pero ladran todas las noches", sostuvo el pequeño productor agrícola.

Contiguo a la chacra de Héctor y Raquel hay un campo de 50 hectáreas, propiedad de un vecino de Capitán Bermúdez, que tiene su ingreso por un sendero paralelo al "camino al relleno sanitario de Ricardone".

"Cuando nos levantamos vimos la camioneta y no entendíamos nada. No es usual que haya una camioneta en ese campo. Hace una semana se cosechó la soja, por eso está así", explicó don Héctor. La superficie del campo no sólo hacía imaginar que en un campo de esas características no sólo era posible el descenso de una avioneta monoplaza sino un aeronave con mayor capacidad de carga. ¿Es posible que una avioneta pueda aterrizar en ese campo? se le preguntó a la pareja de chacareros. "Todo es posible, pero nosotros no escuchamos nada extraño. Cuando vi la camioneta pensé que podía traernos problemas", se sinceró la mujer.

La Ford Ranger Forcam, dominio MBM 033, estaba al costado del alambrado que delimita el campo. La 4x4 con la droga quedó a unos 3 mil metros de la autopista, a 2 mil de la ruta 34 S —que une Ibarlucea con Granadero Baigorria— y a unos 2 kilómetros del relleno sanitario de Ricardone.

De Mar del Plata. La camioneta estaba radicada en Mar del Plata y los pesquisas trataban de determinar si había sido robada o si se trataba de un vehículo mellizo.

Y en la caja había 11 bolsas, 10 de ellas con capacidad para 40 kilos de semillas con rotulo de una empresa de Pergamino, con un promedio alrededor de 30 ladrillos de marihuana y un peso que oscilaba entre los 800 gramos y el 1,2 kilo. Investigan el juez federal Marcelo Bailaque y del fiscal federal Marcelo Marcelo Degiovanni.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS