Edición Impresa

Empezó el juicio oral a un joven por un crimen en el barrio Tío Rolo

Un joven comenzó a ser juzgado ayer por el crimen del carnicero Arturo Beltrán Correa, ocurrido hace tres años en barrio Tío Rolo. Ismael González, que no pudo precisar su fecha de nacimiento —tiene alrededor de 27 años— también deberá afrontar...

Martes 25 de Junio de 2013

Un joven comenzó a ser juzgado ayer por el crimen del carnicero Arturo Beltrán Correa, ocurrido hace tres años en barrio Tío Rolo. Ismael González, que no pudo precisar su fecha de nacimiento —tiene alrededor de 27 años— también deberá afrontar en estas audiencias otros cargos por un robo y un hecho de resistencia a la autoridad.

El debate comenzó ayer a la mañana en el primer piso de los Tribunales provinciales donde la fiscal Viviana Baliche formuló la acusación ante los jueces Carlos Rubén Leiva, María Isabel Mas Varela y Hernán Postma.

González está imputado de robo seguido de homicidio y portación de arma de fuego de guerra por el crimen de Correa. Pero además de robo calificado por uso de arma de fuego y lesiones por un hecho ocurrido en 2007. Y también ha sido incriminado por un delito de resistencia calificada a la autoridad con portación de arma de fuego de uso civil.

Por un robo. El tribunal comenzó a ponderar la responsabilidad penal de González con relación a un robo ocurrido en julio del 2007. Ahí declaró como testigo el hombre que, según la acusación, fue asaltado por el joven imputado.

Según comentó Fausto Yrure, abogado defensor de González, la víctima del atraco sostuvo que no distinguió el arma que supuestamente portaba el hombre que está siendo juzgado.

"Ese testigo dijo que estaba en una fiesta con mi cliente y una mujer. Este hombre se retiró a su casa y al rato, según declaró, el imputado llegó a su vivienda y le pidió que le prestara dinero. Entonces, cuando sacó la billetera para darle la plata, González se la manotéo. El hombre le pidió que se la devolviera. Así lo hizo, pero le dio un golpe en la cabeza", refirió Yrure respecto del testimonio de la víctima del robo que se le adjudicó a González.

En la nuca. Luego de que se trate en las audiencias ese atraco, González comenzará a ser juzgado por el crimen del carnicero.

El homicidio ocurrió el 26 de julio de 2010. Cerca de las 22.30 Beltrán Correa iba en una moto Yamaha YBR acompañando a Matías Adrián M, un amigo de 26 años que manejaba el vehículo.

Cuando llegaron a la calle 2126 al 3800 (bulevar Avellaneda al 6200) tres jóvenes salieron cde un pasillo y les cruzaron el paso. Correa quiso evitar el robo de la moto de su amigo pero recibió un balazo calibre 32 en la nuca que le salió por la frente.

Poco después Ignacio Correa explicó lo que sabía sobre el crimen de su hijo. "Los tipos le quisieron robar la moto al compañero y él (por Correa) intentó defenderlo. Matías le entregó la llave a los ladrones, mi hijo se bajó y salió corriendo a los gritos. Ahí le pegaron un tiro en la cabeza", señaló el padre de la víctima, en una versión muy similar a la que en su momento brindó Matías M. a los policías de la comisaría 33ª.

Beltrán Correa estaba casado con Marina Peralta y eran padres de Ludmila, de 9 años. Se ganaba la vida en una carnicería de la cadena del frigorífico Swift pero cuando lo mataron estaba de licencia por un accidente de tránsito.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario