Edición Impresa

El Vaticano deberá explicar ante la ONU los casos de pedofilia

Una comisión de derechos humanos de las Naciones Unidas ha planteado una lista de duras preguntas al Vaticano sobre abuso de niños por parte de sacerdotes católicos, que podría causar...

Jueves 11 de Julio de 2013

Una comisión de derechos humanos de las Naciones Unidas ha planteado una lista de duras preguntas al Vaticano sobre abuso de niños por parte de sacerdotes católicos, que podría causar incomodidad pocos meses después de que el Papa Francisco iniciara su pontificado.

El comité sobre los Derechos del Niño de la ONU (CDN) pidió "información detallada sobre todos los casos de abuso sexual de niños cometidos por miembros del clero, curas o monjas" desde que la Santa Sede lo reportó por última vez hace unos 15 años, y puso el 1 de noviembre como plazo para una respuesta.

El pedido fue incluido en una "lista de temas", publicada en la página en internet del CDN, para que el Vaticano aborde cuando entregue en enero próximo un informe sobre el desempeño de la Iglesia bajo la Convención sobre los Derechos del Niño de 1990.

Esta será la primera vez que la Santa Sede es cuestionada públicamente por un panel internacional sobre el escándalo de abuso de menores, que dañó gravemente la posición de la Iglesia Católica en muchos países alrededor del mundo.

El CDN no tiene poderes de aplicación de la ley, pero un reporte negativo después de la audiencia podría ser un golpe para la Iglesia, cuyo líder, el Papa Francisco, está luchando por dejar atrás una serie de escándalos desde que sucedió a Benedicto XVI tras su renuncia en febrero.

Al emitir estas preguntas, el comité con sede en Ginebra dejó de lado una advertencia del Vaticano de que podría retirarse de la Convención sobre los Derechos del Niño si presionaban demasiado sobre el tema.

En un reporte propio de fines del 2011, publicado en octubre pasado en la página de internet de la ONU, la Santa Sede recordó al CDN sus reservas sobre jurisdicción legal y otros asuntos acordados cuando firmó el pacto global.

Dijo que cualquier "interpretación" nueva le daría argumentos "para terminar o retirarse" del tratado.

En su pedido de información, el CDN preguntó cómo el Vaticano se estaba asegurando de que los curas abusadores no tuvieran más contacto con niños y qué instrucciones había emitido para asegurar que los casos conocidos por la Iglesia sean reportados a la policía.

En varios países, incluyendo a Estados Unidos e Irlanda, la Iglesia ha sido acusada de simplemente trasladar a curas sospechosos de una diócesis a otra y de manejar el tema de manera secreta.

El comité también preguntó si la Iglesia había investigado el Asilo de las Magdalenas comandado por monjas durante varias décadas en Irlanda hasta que fue cerrado en 1996, donde ex mujeres detenidas dijeron que eran tratadas como esclavas.

No hubo comentarios inmediatos del Vaticano el miércoles.

Keith Porteous Wood, director ejecutivo de la Sociedad Nacional Secular de Gran Bretaña quien dio evidencia al comité en junio, dijo que esperaba un nuevo abordaje con Francisco.

"Ha expresado la determinación de la Iglesia Católica para actuar decididamente contra los pedófilos", dijo Wood. "Esto da lugar a ser optimista de que estos temas serán al fin abordados. Su papado será juzgado sobre su éxito para hacerlo", agregó.

El inicio del pontificado de Francisco ha significado en cierta medida un respiro para la Iglesia católica. Antes de su nombramiento, la atención de los medios estaba puesta en los escándalos del Vaticano, tanto aquellos que el Papa Benedicto XVI no había querido revelar por su gravedad (particularmente los financieros) como aquellos otros frente a los cuales dispuso severas medidas de castigo (los casos de pederastía).

La capacidad de Francisco

Expertos mundiales en marketing y manejo de imagen están admirados al observar cómo el Papa Francisco, en pocos meses, con la fuerza de los gestos, logró desplazar los graves escándalos que afectaron a la Iglesia por acciones positivas, como el "mani pulite" en el banco del Vaticano. Los gestos liberadores del Papa poseen una fuerza especial porque le pertenecen desde mucho antes de llegar al papado, cuando ya era arzobispo cardenal de Buenos Aires, coinciden los expertos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS