Edición Impresa

El Papa reivindica el rol de América latina

En la celebración a la Virgen de Guadalupe, dijo que "es el continente de la esperanza". Patricia Sosa cantó la "Misa criolla" durante el oficio.

Sábado 13 de Diciembre de 2014

El Papa Francisco pidió ayer por el futuro de América latina, a la que consideró "el continente de la esperanza", con motivo del día de la Virgen de Guadalupe, que celebró con la música de la "Misa Criolla" de Ariel Ramírez en la basílica de San Pedro, interpretada por la cantante Patricia Sosa.

"América latina es el continente de la esperanza. De ella se esperan nuevos modelos de desarrollo, que conjuguen tradición cristiana y progreso civil, justicia y equidad con reconciliación, desarrollo científico y tecnológico con sabiduría humana", señaló Francisco durante su homilía.

El Papa eligió la composición de su compatriota argentino para celebrar la festividad de la patrona latinoamericana, acompañado de 750 sacerdotes, en su mayoría latinoamericanos que viven o estudian en Roma, y cinco cardenales del continente americano: el mexicano Norberto Rivera Carrera; el brasileño Raymundo Damasceno Assis, el chileno Francisco Errázuriz, el candiense Marc Ouellet y el estadounidense Sean O'Malley.

"América latina es el continente de la esperanza, porque de ella se esperan nuevos modelos de desarrollo que conjuguen tradición cristiana y progreso civil, justicia y equidad con reconciliación, desarrollo científico y tecnológico con sabiduría humana", señaló Francisco.

El pontífice expresó su deseo de que "el futuro de América latina sea forjado por los pobres y los que sufren, por los humildes, por los que tienen hambre y sed de justicia, por los que trabajan por la paz".

Durante la homilía, el pontífice recordó la aparición de la virgen a San Juan Diego en el Tepeyac. "Fue como una gran señal aparecida en el cielo... una mujer vestida de sol, con la luna bajo sus pies, que asume en sí la simbología cultural y religiosa de los indígenas y anuncia y dona a su Hijo a los nuevos pueblos de mestizaje desgarrado".

"Son los pueblos y naciones de nuestra Patria Grande latinoamericana los que hoy conmemoran con gratitud y alegría la festividad de su patrona, Nuestra Señora de Guadalupe, cuya devoción se extiende desde Alaska a la Patagonia", recordó.

A las 14.05 (hora argentina), comenzaron a sonar ayer el piano, el bombo y los primeros cánticos el coro, mientras Patricia Sosa emocionaba con su interpretación del "Gloria", la pieza más célebre de la "Misa Criolla".

No es la primera vez que la "Misa Criolla" se interpreta en la Santa Sede, pero sí la primera vez que se hace ante un Papa latinoamericano.

Antes de la misa, el Papa saludó a Patricia Sosa, a Facundo Ramírez (hijo del creador de la "Misa Criolla") y a los demás músicos encargados de su interpretación, el charanguista Rodolfo Ruiz, el vientista Tukuta Gordillo y Claudio Sosa.

En la oportunidad, Francisco le dijo a Facundo Ramírez "tu padre era un grande y un místico".

De la celebración también participó el Coro Pontificio de la Capilla Sixtina, que entonó el himno guadalupano y dos villancicos del folclore popular que acompañaron una oración que rezó el pontífice ante miles de fieles.

Una de las oraciones fue en la lengua indígena náhuatl, por ser la misma que la Virgen de Guadalupe habló al indígena mexicano Juan Diego.

La basílica de Guadalupe, el mayor templo católico mexicano construido en la ciudad de México, en el lugar donde según la tradición la Virgen se apareció en varias ocasiones a Juan Diego en 1531, la última el 12 de diciembre de ese año.

Juan Diego fue canonizado en 2002 por Juan Pablo II.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario