Edición Impresa

El Papa llamó a evitar la vanidad

Viernes 10 de Abril de 2009

El Papa Benedicto XVI lavó y secó los pies de 12 hombres en la ceremonia del Jueves Santo que conmemora el gesto de humildad de Cristo hacia sus apóstoles la noche antes de morir. El Papa, acercándose a la cuarta Pascua de Resurrección de su pontificado, llamó a los católicos a evitar la tentación de las posesiones materiales y las "vanidades". Durante el oficio (foto), virtió agua sobre los pies de hombres que estaban sentados y los secó. El ritual se hizo en la basílica de San Juan de Letrán en Roma, la catedral del Papa en su calidad de obispo de la capital italiana. l (DPA)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS