Edición Impresa

El Papa formó una comisión para erradicar abusos en el seno de la Iglesia

Está integrada por un argentino. También la compone una irlandesa que fue víctima de curas pederastas. Hay además varios especialistas.  

Domingo 23 de Marzo de 2014

El Papa Francisco anunció ayer los primeros nombres de una comisión que lo asesorará en la política sobre abuso sexual por parte de sacerdotes, que incluirá expertos laicos y religiosos —además de una irlandesa que fue objeto de agresión sexual por parte de un sacerdote cuando era niña— para empezar a delinear las tareas y prioridades de la comisión.

La creación del organismo había sido anunciada el 5 de diciembre pasado por quien ahora es uno de sus integrantes, el arzobispo de Boston, cardenal Sean Patrick O'Malley, que integra la flamante comisión, además del grupo de ocho cardenales que Francisco creó para que lo asesoren en el gobierno de la Iglesia y en la reforma de la Curia.

Además de O'Malley, la comisión estará integrada por la francesa Catherine Bonnet, la irlandesa Marie Collins (agredida a los 13 años por un capellán de hospital en Irlanda), la profesora británica Sheila Hollins, el profesor italiano Claudio Papale, la ex premier polaca y embajadora de Polonia ante la Santa Sede, Hanna Suchocka; el jesuita y teólogo argentino Humberto Miguel Yáñez y el también jesuita Hans Zollner, de Alemania.

Los ocho miembros fueron anunciados después que grupos de víctimas criticaron a Francisco por una supuesta falta de atención sobre el escándalo de abusos por parte de religiosos, que ha dañado seriamente la reputación de la Iglesia Católica y ha costado a las diócesis miles de millones de dólares en gastos legales y arreglos extrajudiciales.

El Vaticano anunció en diciembre que Francisco había decidido crear la comisión para asesorar a la iglesia sobre las mejores políticas para defender a los niños, capacitar al personal y eliminar del clero a los abusadores. No se sabe si la comisión lidiará con la cuestión crítica de disciplinar a los obispos que encubrieron a los abusadores.

Ayer, la Santa Sede dijo que la comisión examinará "deberes y responsabilidades civiles y canónicas" para los miembros de la iglesia. El derecho canónico dispone sanciones si un obispo incurre en negligencia en el cumplimiento de sus deberes, pero rara vez, si acaso, se han impuesto castigos en el caso de obispos que no denunciaron a la policía a los curas pederastas.

Otros dos miembros son profesores en la Universidad Pontificia Gregoriana de los jesuitas, que en 2012 organizó un seminario de obispos de todo el mundo para instruirlos en las mejores prácticas para proteger a los niños. Varios participantes de esa conferencia son miembros fundadores de la comisión de Francisco, incluso Collins y la baronesa Sheila Hollins, una psiquiatra británica.

El vocero del Vaticano, Federico Lombardi, dijo que la creación del grupo era evidencia de que Francisco cree que la iglesia "debe tener entre sus máximas prioridades la protección de los menores".

El grupo inicial definirá los alcances, estatutos y prioridades de la comisión y propondrá otros miembros para reflejar mejor la diversidad geográfica de la iglesia.

Posteriormente serán nombrados otros miembros que se integrarán en el organismo defensor de los menores contra los abusos sexuales en el ámbito de la iglesia.

La comisión, explicó el jesuita Lombardi, promoverá con medidas incisivas la protección de los menores. Incluirá la educación preventiva, ocuparse de los procedimientros penales contra los abusos de menores y de los deberes y responsabilidades canónicas.

"La comisión contribuirá así a la misión del Santo Padre de responder a la sagrada responsabilidad de asegurar la seguridad de la juventud", agregó el padre Lombardi.

Humberto Miguel Yáñez, el miembro argentino de la Comisión, es mendocino y director de Teología Moral de la Universidad Gregoriana, la principal universidad de los jesuitas, con sede en Roma.

Yáñez es amigo personal del Papa Francisco. Reside en Roma y tiene 57 años. Ingresó a la Compañía de Jesús en octubre de 1975 y fue ordenado sacerdote en diciembre de 1986. Es licenciado en filosofía (Universidad del Salvador) y en teología, con especialización en moral, por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma. Además es doctor en teología por la Universidad Pontificia Comillas (España).

Delegación de la OIT. Ayer también se precisó que el papa recibirá el miércoles en la Audiencia General del Vaticano a una delegación de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) compuesta por gremialistas, empresarios y funcionarios argentinos.

Serán de la partida el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, representante del gobierno ante la OIT; el titular de la Uocra, Gerardo Martínez, miembro del consejo de administración del organismo; el presidente de la UIA, Héctor Méndez, y el empresario Daniel Funes de Rioja, director de la Copal (Cámara de alimentos) y vicepresidente de la UIA. Los dirigentes invitarán a la conferencia anual de la OIT que se hará en junio en Ginebra.

Funes de Rioja asumirá en junio como presidente de la Organización Internacional de Empleadores (OIE), en un encuentro que se hará en Ginebra. La OIE, red del sector privado, está constituida por 150 empresas en 143 países, y representa a la voz empresarial en política social y laboral ante la OIT, la ONU y los foros del G-20.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS