Edición Impresa

El Papa expresó su dolor por el linchamiento de un joven

El Papa Francisco rechazó los linchamientos que se produjeron en los últimos días en la Argentina, al conocer el caso de un joven acusado de robar una cartera que murió en Rosario tras una...

Jueves 10 de Abril de 2014

El Papa Francisco rechazó los linchamientos que se produjeron en los últimos días en la Argentina, al conocer el caso de un joven acusado de robar una cartera que murió en Rosario tras una paliza que le dieron vecinos, y aseguró que sentía "las patadas en el alma".

Francisco expresó su dolor por los casos de justicia por mano propia que se reiteran en el país en una carta que envió a Rodolfo y Carlos Luna, dos argentinos humanistas que residen en Suecia y quienes le habían advertido de la situación.

En declaraciones a radio Vorterix, Carlos Luna contó ayer que durante el pasado fin de semana le envió por correo electrónico información a Francisco sobre el episodio ocurrido en Santa Fe y al otro día el Papa le envió la contestación.

"Me dolió la escena. Fuenteovejuna, me dije. Sentía las patadas en el alma. No era un marciano, era un muchacho de nuestro pueblo; es verdad un delincuente. Y me acordé de Jesús ¿Qué diría si estuviera de árbitro allí? El que esté sin pecado que dé la primera patada", escribió Jorge Mario Bergoglio en la carta que los hermanos Luna reprodujeron también en su perfil de la red social Facebook.

El pontífice hizo referencia a la obra teatral de Félix Lope de Vega "Comedia famosa de Fuente Ovejuna", donde un pueblo entero mata a un comendador que los oprime. Jorge Bergoglio fue profesor de literatura española en un colegio santafesino.

"¿Qué falló?". "Me dolía todo, me dolía el cuerpo del pibe, me dolía el corazón de los que pateaban. Pensé que a ese chico lo hicimos nosotros, creció entre nosotros, se educó entre nosotros. ¿Qué cosa falló? Lo peor que nos puede pasar es olvidarnos de la escena. Y que el Señor nos dé la gracia de poder llorar... llorar por el muchacho delincuente, llorar también por nosotros", concluyó Francisco.

David Moreira, de 18 años, murió el 25 de marzo, tres días después de haber recibido un feroz ataque de parte de vecinos. Se lo acusó de haber robado una cartera.

La carta del Sumo Pontífice se conoció luego de una nueva paliza a un supuesto ladrón en el exclusivo barrio de Recoleta de Buenos Aires.

Dos hombres que circulaban en moto le robaron la cartera a una mujer, que fue ayudada por los vecinos. Atraparon a uno de los delincuentes, mientras que el que conducía la moto escapó. El hombre quedó en el piso, rodeado por un grupo de personas, varias de las cuales comenzaron a golpearlo mientras otras trataban de frenar la agresión y llamaban a gritos a la policía. Otro motochorro fue liberado por la policía en Córdoba y un joven apareció con la cara deformada por los golpes en Posadas, Misiones. Los atacantes justifican su accionar en lo que consideran una "ausencia del Estado" ante la inseguridad.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner instó el martes a que "la palabra prime" en la sociedad en lugar de la violencia.

"Es curioso que los que nos acusaron que por el discurso generábamos actitudes reprochables, emprendan a golpes para tratar de solucionar problemas que no son de hoy", señaló.

La mandataria consideró que se trata de problemas que "serán de ayer, de hoy y de mañana, porque algunos hacen a la naturaleza humana y otras a los sistemas de exclusión, por eso también este es el encuentro de la palabra".

El mensaje de Francisco contiene una profunda reflexión contra la violencia y advierte que toda la sociedad está involucrada en el drama de la justicia por mano propia, que desde la Navidad registra 24 episodios y nueve muertes de los presuntos delincuentes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS