Edición Impresa

El náufrago salvadoreño sufre estrés postraumático

Un médico que lo entrevistó en las islas Marshall dijo que al hombre de 37 años le cuesta reponerse de su odisea en el mar

Domingo 09 de Febrero de 2014

El náufrago salvadoreño que afirma haber sobrevivido 13 meses en el océano Pacífico parece sufrir estrés postraumático, señaló un médico retirado en las islas Marshall, donde el náufrago llegó en un pequeña embarcación desde México, país en el que residía de manera irregular.

El pescador José Salvador Alvarenga apareció el jueves 30 pasado en un aislado atolón del archipiélago, tras una larga odisea de 12.500 kilómetros a la deriva.

Aunque inicialmente parecía animado y en un aceptable estado de salud, ha estado entrando y saliendo del hospital desde que fue trasladado el pasado lunes a Majuro, la capital de las Marshall.

El jueves, Alvarenga, de 37 años, parecía taciturno e incómodo, y balbuceó un breve agradecimiento a los isleños antes de retirarse apoyándose en dos enfermeros.

Franklyn House, un médico estadounidense retirado que trabaja con el grupo misionero californiano Canvasback en las Marshall, ha hablado con el salvadoreño varias veces desde su llegada, aunque no es el médico que lo atiende.

House, que habla español, señaló que cree que Alvarenga sufre estrés postraumático debido a su cambio de conducta entre el lunes y el jueves.

"Los primeros dos días estuvo en el hospital, estaba normal", dijo el médico a la AFP. "El jueves mostró señales de estrés postraumático".

El ministro consejero de la embajada El Salvador en Japón, Diego Dalton, se reunió con su compatriota y constató que "el estado de salud del señor Alvarenga está quebrantado", según un comunicado difundido por la cancillería en San Salvador.

"Se debe esperar a que su condición física mejore para iniciar el viaje de retorno (a El Salvador), el cual no tiene fecha definida", agregó.

El jefe el equipo médico del hospital de Majuro, Kennar Briand, dijo ayer que Alvarenga está mejorando.

"Sus últimos análisis de sangre fueron normales", dijo Briand. "La última evaluación muestra que está estable y ya no está deshidratado", añadió.

Alvarenga tenía que partir anteayer hacia su país, pero los médicos le prescribieron descanso hasta, como mínimo, mañana.

El salvadoreño, que dijo haber sobrevivido gracias a una dieta a base de pescado y aves crudas, así como de sangre de tortuga, orina y agua de lluvia, también sufre dolores de espalda.

"Fue ingresado nuevamente el jueves con dolores en la espalda y en las piernas", dijo a la AFP una enfermera del hospital de Majuro que no quiso ser identificada. "No era realmente coherente. Pero hablaba claramente cuando fue dado de alta el viernes", agregó.

Alvarenga comenzó su odisea en México, país en el que vivió durante años.

El encargado de negocios de la embajada de México en Filipinas, Christian Clay Méndez, que viajó a las Marshall para ayudar a su repatriación, dijo que el náufrago vivió ilegalmente en su país durante 15 años, razón por la cual regresará a El Salvador.

Pero si "utiliza los canales apropiados, estoy seguro de que nuestra embajada en El Salvador estará dispuesto a asistirle para que pueda entrar en México legalmente", agregó.

La historia del náufrago ha tenido un gran repercusión en los medios internacionales. Sin embargo, el ministerio salvadoreño de Relaciones Exteriores dijo que el hombre deseaba privacidad.

"El señor José Salvador Alvarenga, luego de los acontecimientos vividos, ha expresado que desea privacidad para superar esta experiencia", señaló la cancillería salvadoreña.

Alvarenga, que se ha dedicado a la pesca durante 15 años, había partido en un viaje de pesca de tiburones desde México a finales de diciembre de 2012, pero su embarcación, de 7,3 metros de longitud, en la que viajaba con un amigo, se desvió de su ruta por una tormenta y perdió el rumbo, siendo arrastrado mar adentro.

El pescador que acompañaba al náufrago tenía 18 años; murió un mes después de haber iniciado la travesía.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS