Edición Impresa

El crimen de una joven llevó a la policía de Indiana a un asesino serial

El propio sospechoso de estrangular a una joven de 19 años confesó otros hechos similares que datan de más de 20 años. Hallaron siete cuerpos.

Martes 21 de Octubre de 2014

La policía de Indiana (EEUU) que investiga los asesinatos de siete mujeres cuyos cuerpos fueron encontrados el fin de semana, cree que está ante un asesino en serie. El propio sospechoso, que fue arrestado, indicó que podría haber más víctimas y que los crímenes comenzaron hace 20 años.

Los fiscales del condado de Lake, en el medio oeste de Indiana, arrestaron ayer a Darren Vann, de 43 años, por la muerte por estrangulamiento de edad Afrikka Hardy, una joven de 19 años. Su cuerpo fue encontrado la noche del viernes en un motel de los alrededores Hammond, una ciudad del condado de Lake.

Se espera que los funcionarios de la ciudad de Gary (la más grande de Indiana) acusen formalmente a Vann a finales de esta semana de la muerte de otras seis mujeres, cuyos cuerpos fueron encontrados entre el sábado y el domingo.

El jefe de policía John Hammond Doughty, dijo en rueda de prensa que Vann confesó el asesinato de Hardy y dio la información que llevó a los demás hallazgos en Gary, tres de ellos en la misma cuadra.

Vann cumplió ya una condena por crímenes sexuales en una cárcel de Texas, donde se declaró culpable de violar a una mujer en 2009; fue puesto en libertad en julio de 2013.

Doughty dijo que la policía no tiene ninguna indicación específica de que los asesinatos han ocurrido en otro estado, y los asesinatos de la ciudad de Gary parecían haber sucedido recientemente.

Dijo que Vann está cooperando con los investigadores en la esperanza de hacer un acuerdo con los fiscales. "Podríamos remontarnos 20 años atrás sobre sus andanzas sobre la base de algunas declaraciones que tenemos, pero todavía todo tiene que ser corroborado", señaló.

En el Departamento de Seguridad Pública de Texas Vann aparece con un nivel de riesgo "bajo" en su registro de delincuentes sexuales. En Indiana no tenía antecedentes.

Registros de la corte en el condado de Travis, Texas, muestran que Vann cumplió una condena de cinco años de prisión, con crédito para los 15 meses que estuvo en la cárcel en espera de juicio, tras declararse culpable en 2009 de agredir sexualmente a una mujer en un departamento de Austin (capital de Texas) dos años antes.

La víctima dijo a la policía en esa oportunidad que ella fue al departamento de Vann, donde él le preguntó si era una oficial de policía. Después de que ella le dijese que no, la tiró al suelo y comenzó a estrangularla y golpearla, amenazándola de muerte. Luego la violó. Después, Vann la dejó irse, pero ella lo denunció a la policía.

Respecto del último asesinato, la policía dijo que Afrikka Hardy era una prostituta y que se había reunido con Vann en un motel, luego de acordar una cita a través de una página web del área de Chicago.

La policía fue alertada por la madama que arregló el encuentro amoroso tras recibir mensajes telefónicos sospechosos de la víctima mientras estaba en la habitación de un motel.

La madama, temiendo una situación peligrosa, convocó a un amigo y fueron al motel de referencia, donde hallaron a Hardy sin vida y avisaron a la policía.

Los agentes siguieron la ruta de los contactos telefónicos de la víctima y establecieron la conexión con Vann, así como su paradero.

Al registrar la casa que ocupaba el sospechoso en la ciudad de Gary, así como su vehículo, la policía halló el cuerpo Anith Jones (35 años), de Merrillville, Indiana. Ella había desaparecido el miércoles 8.

Otros cinco cadáveres fueron encontrados en casas cercanas: Teaira Batey, de 28 años, y Christine Williams, de 36. Se está tratando de determinar las identidades de las otras tres mujeres.

Gary, que fue una próspera ciudad industrial con 178.000 habitantes pero ha decaído durante décadas. Su población se ha reducido a poco más de 78.000 personas y su tasa de pobreza ronda el 40 por ciento.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario