Edición Impresa

El avión desaparecido habría volado cuatro horas más y podría haber llegado al Indico

El Boeing 777 de Malaysia Airlines podría haber recorrido centenares o miles de kilómetros tras su último contacto, el sábado.

Viernes 14 de Marzo de 2014

El Boeing 777 de Malaysia Airlines, desaparecido desde el sábado, podría haber volado durante cuatro horas tras su último contacto, según investigadores estadounidenses citados ayer por el diario local Wall Street Journal, lo que añade aún más misterio a esta desaparición.

El Boeing podría así haber recorrido centenares o miles de kilómetros tras su último contacto con los controladores aéreos a la 1.30 de la madrugada del sábado, una hora después de haber despegado de Kuala Lumpur rumbo a Pekín.

El control aéreo perdió el contacto con el aparato, que transportaba a 239 ocupantes, entre la costa oriental de Malasia y el sur de Vietnam.

Los investigadores estadounidenses, que requirieron el anonimato, se basan en los datos automáticamente transmitidos por los motores Rolls Royce, de los que estaba equipado el Boeing desaparecido.

Así, aunque los sistemas de radio pudieron ser intencionalmente cortados a bordo, este sistema de transmisión automática podría permitir revelar el misterio sobre el destino del avión.

"Los responsables estadounidenses del contraterrorismo exploran la pista según la cual un piloto o alguien a bordo pudo desviar (el avión) hacia un destino secreto tras cortar intencionalmente" los equipos de transmisión (emisor-receptor radio), escribe el Wall Street Journal, que cita a un investigador a cargo del caso.

El avión podría así haber sido desviado o secuestrado "con la intención de utilizarlo más tarde con otros fines", prosigue el diario.

El diario New Scientist también alude por su lado al hecho que Rolls Royce recibió automáticamente dos series de datos del vuelo MH370 (en el despegue y en fase de subida) en su centro de vigilancia en tiempo real de motores, situado en Derby, en Gran Bretaña.

Las búsqueda del avión cubre actualmente unas 27 mil millas náuticas (cerca de 90 mil kilómetros cuadrados, casi la superficie de Portugal). Doce países, entre ellos Estados Unidos, China y Japón, participan en las operaciones, que movilizan a 42 barcos y 39 aviones.

El vuelo MH370 lo operaba un Boeing 777-200 que llevaba carburante para 7,5 horas de vuelo.

Según relata el diario estadounidense, el fabricante del motor del avión, Rolls-Royce, recibe automáticamente los datos de la altura y velocidad de los aparatos como parte de sus acuerdos de mantenimiento con la aerolínea.

Los investigadores analizan ahora estos datos para determinar hacia dónde se dirigió el avión una vez que se perdió todo contacto con él, de acuerdo con las fuentes consultadas por el rotativo.

Según sus estimaciones, si el avión voló cuatro horas más después de que se le perdiera la pista podría haber recorrido una distancia adicional de 2.200 millas náuticas, lo que le habría permitido alcanzar, aseguran, puntos como el océano Indico, la frontera con Pakistán o el mar Arábigo.

Una de las hipótesis que barajan los investigadores es que una o varias de las personas a bordo cambiaran el rumbo del avión "con la intención de usarlo para otro propósito", explicaron las mismas fuentes.

El vuelo MH370 despegó de Kuala Lumpur el sábado pasado a las 0.41 hora local y tenía previsto llegar a Pekín a las 6.30.

El Boeing 777-200 llevaba carburante para 7,5 horas de vuelo y transportaba a 227 pasajeros, incluidos dos niños, y una tripulación de 12 personas.

Mientras, la Policía de Malasia registró los hogares de los 12 miembros de la tripulación. El director de la Policía Federal, Hadi Ho Abdullah, quien lidera el equipo de investigación, indicó al diario malayo Harian Metro que habían registrado varias casas, entre ellos la del piloto y otros miembros de la tripulación.

Las autoridades chinas también enviaron a Malasia fotografías y los perfiles de los 152 pasajeros chinos que viajaban en la aeronave.

El director de la Policía malasia, Khalid Abu Bakar, declaró el pasado martes que las investigaciones se centraban en cuatro ángulos, ninguno descartado. "Sabotaje, secuestro, problemas psicológicos o personales entre los pasajeros y la tripulación del vuelo, así como un fallo mecánico".

En el Indico. En tanto, uno de los dos buques de la Marina estadounidense que participan en la búsqueda del Boeing de Malaysia Airlines desaparecido dejó ayer el golfo de Tailandia para dirigirse al estrecho de Malaca, al oeste de Malasia, dijo un funcionario. "El USS Kidd se dirige hacia el estrecho de Malaca y realizará búsquedas en la parte occidental del estrecho a petición del gobierno malasio", dijo a la AFP el funcionario militar bajo condición de anonimato.

La búsqueda internacional se concentraba en un primer momento en el mar de China meridional, al este de Malasia, a lo largo de la ruta que debía realizar el vuelo Kuala Lumpur-Pekín.

La Casa Blanca confirmó ayer que nueva información llevó a las autoridades a examinar un área al oeste en el océano Indico. "Tengo entendido que en base a nueva información, no necesariamente concluyente, una búsqueda adicional puede abrirse en el océano Indico", dijo a periodistas el portavoz Jay Carney.

Las autoridades malayas dijeron que el avión podría haber dado media vuelta y un radar militar detectó un objeto no identificado en el estrecho de Malaca.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS