Miradas

El abrazo

"Para qué negarlo: es una época triste. Como un rayo que cae de improviso en una tarde luminosa, la pandemia llegó y cambió la vida de todos"

Martes 15 de Septiembre de 2020

Para qué negarlo: es una época triste. Como un rayo que cae de improviso en una tarde luminosa, la pandemia llegó y cambió la vida de todos. Hay que esperar y aguantar, ser solidario y en lo posible feliz, y él lo sabe. Pero por más que lo sepa y también lo predique convencido a los demás, no siempre lo logra. Sobre todo, esa parte de la felicidad.

Su hija de cuatro años corretea por el patio y él se sienta a escribir. Más allá, en el barrio silencioso, gobierna el paisaje gris de la cuarentena. A mano, sobre un viejo papel que también incluye una lista de compras, escribe. Escribe esto:

Detrás de las ventanas

Embed

Devuélvannos el mundo. (Antes
bastaba abrir la puerta
y allí estaban: librerías, bares,
las plazas llenas de chicos).


Devuélvannos el mundo. (Antes
caminábamos bajo la luz
de las estrellas. Ahora, por las calles
solo anda la muerte).


Devuélvannos el mundo. (Antes
íbamos todos juntos. Ahora
no sabemos
dónde ha ido el amor).


Devuélvannos el mundo. (Antes
las ventanas
daban a la libertad. Ahora vivimos
tras rejas invisibles).


Devuélvannos el mundo, el sonido
de las copas al chocar
suavemente. Los cuerpos que se buscan
y se encuentran.


Devuélvannos el mundo, el mar
y el último rayo de sol
en la playa. Devuélvannos el mundo.
Era nuestro.

Para qué negarlo: es una época triste. Y entonces, surgen los recuerdos de lo perdido. De eso que por ahora está lejos. Muy lejos.

La hija se aproxima de pronto, y también de pronto le da un abrazo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS