Edición Impresa

Educación y desarrollo

Es una verdad de Perogrullo decir que la prevención es más barata que la curación y la rehabilitación, en referencia a las enfermedades, pero no por eso ha perdido vigencia. Los países denominados desarrollados son los que más invierten en ella, a través de la educación.

Lunes 20 de Abril de 2009

Es una verdad de Perogrullo decir que la prevención es más barata que la curación y la rehabilitación, en referencia a las enfermedades, pero no por eso ha perdido vigencia. Los países denominados desarrollados son los que más invierten en ella, a través de la educación. En salud, por ejemplo, muchas enfermedades que producen morbi-mortalidad no llegarían a estadios avanzados, en lo que ya poco se puede realizar, si hubiera una eficaz política sanitaria preventiva. En cuestiones climáticas, innumerables desastres ecológicos podrían ser morigerados con el uso racional de la tecnología apropiada. En materia de seguridad vial, si conociéramos y respetáramos las leyes de tránsito, numerosas tragedias sería evitables. ¿Cuál es el motivo que nos impide como sociedad poder aplicar medidas preventivas? Es difícil de explicar en un país que se precia de tener un nivel de instrucción como el nuestro. Quizás, porque instrucción no es equivalente a educación, como ilustración no es lo mismo que sabiduría. Además, pareciera que no aprendemos de la experiencia y siempre debemos empezar de cero, ante el hecho consumado. Sin embargo, la respuesta solidaria que se expresa ante situaciones catastróficas como Tartagal, contrasta con la imposibilidad de compartir un proyecto en común. Acuerdo con el hecho de que nuestros gobernantes no son los que nos merecemos sino los que se nos parecen. La educación, base de toda cultura preventiva, empieza con el respeto y consideración por el otro. ¿Cuánto dinero se ahorraría en prevenir situaciones que sabemos son evitables mediante una educación orientada en ese sentido? El término países en "vía de desarrollo" no es determinado sólo por el factor económico sino, principalmente, el educacional.

Alejo Vercesi,

alvercesi@fibertel.com.ar

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS