Edición Impresa

Dos docentes iniciaron una original gira educativa

Dos docentes argentinos iniciaron una gira de dos años por Latinoamérica a bordo de una kombi en la que tiene instalada una biblioteca infantil que servirá a su idea de compartir el placer por la lectura y cumplir el sueño de conocer otras culturas. Para esto, María Martina Echeverry, maestra jardinera y profesora de inglés, pidió licencia sin goce de sueldo en su trabajo...

Sábado 11 de Abril de 2009

Dos docentes argentinos iniciaron una gira de dos años por Latinoamérica a bordo de una kombi en la que tiene instalada una biblioteca infantil que servirá a su idea de compartir el placer por la lectura y cumplir el sueño de conocer otras culturas.

  Para esto, María Martina Echeverry, maestra jardinera y profesora de inglés, pidió licencia sin goce de sueldo en su trabajo, y Juan Martín Mondini, profesor de literatura, debió renunciar al suyo porque no era titular.

  Ambos tienen 30 años, están de novios y piensan compartir la aventura de conocer 21 países subvencionándose con la venta de artesanías y remeras pintadas con el logo "Amerika en Kombi".

  ¿Por qué las K? "Porque kombi se escribe con K y se nos ocurrió que América también", dijo Juan.

  "Este es un viaje de iniciación, un sueño propio, pero además, de todos. Redescubrir América latina y unir realidades a través de la literatura y la lectura, con una biblioteca infantil andante, será maravilloso. Nuestra idea es hacer talleres de lectura y escritura en cada escuelita por la que pasemos", aseguró.

  "El hombre que vive y no sueña, por más que viva muchos años, es un mutilado de espíritu. Hay que realizar los sueños, acceder a su luz", consideró.

  "El proyecto «Amérika en kombi» surgió a partir de la necesidad de unir dos de nuestras deseadas formas de vida: viajar conociendo pueblos y sus realidades, y compartir el placer por la lectura. Alguien escribió que «leer y escribir es andar», y tal vez esa sea una de las razones de nuestro punto de partida", sostuvo Martín.

  El objetivo es unir y redescubrir los pueblos latinoamericanos a través de talleres de lecturas en las distintas escuelitas perdidas que irán descubriendo en el recorrido, acercándoles a niños y adolescentes un poco de literatura argentina y a la vez, compartiendo experiencias de viaje.

  Los docentes partieron desde el Obelisco porteño, donde fueron despedidos por amigos y seguidores de la propuesta. l (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS